Whatsapp +54 (0388) 154741758

Del dolor a lo mediático

29 Noviembre 2017
Autor:  

Debe ser horrible morirse encerrado en un submarino o esperar un rescate sabiendo que el oxígeno no es infinito. Pero espantoso debe ser también que la desaparición de un ser querido se convierta en un tema público. Algo tan íntimo y privado de pronto se transforma en un asunto de estado que aviva las grietas políticas y mantiene a un país en vilo. Una sociedad que opina y unos medios de comunicación que aprovechan el morbo de la catástrofe para sumar números a la audiencia y con ellos, el aumento de la pauta de los anunciantes y de sus bolsillos.

Esta vez, me cuesta mucho ponerme en la piel de esas familias que siguen buscando un rayo de esperanza cuando lo único que sentimos es oscuridad. El corazón se me estruja con tan sólo imaginarlo.

Pienso en estos ocho jujeños que se subieron a la aventura de sumergirse en un mar gigante y frío. Nacer tan lejos del océano y de repente se les ocurre dedicarse a vivir en sus entrañas. ¡Qué paradójico y valiente al mismo tiempo! Un suceso que abre las puertas para hacerse un montón de preguntas que hoy, si bien tienen respuesta, no conviene publicarlas… No obstante espero que la historia de estos 44 argentinos que defendieron sus costas no quede en el olvido como tantas otras y sirva para plantearse el rol de las fuerzas armadas en el s.XXI con la modernización de sus instrumentos de trabajo y su forma de vida.

Argentina en los últimos meses se ha transfigurado en un país hambriento de historias que colman las páginas y las opiniones en los bares, la calle y las oficinas pero todas, sin resolver. Somos conscientes que nunca sabremos la verdad completa. Se trata de una montaña de medias verdades que vamos consumiendo y le ponemos sal y pimienta jugando con las emociones. Y parece que nos gusta. Lo mismo sucede cuando nos quedamos petrificados ante un terremoto en México o un huracán en Miami. ¿Hasta qué punto disfrutamos viendo la desgracia ajena para luego contarla en el café y comentar cómo deberían haber actuado los gobernantes? Claro, con el diario del lunes, todos sabemos mandar y decidir. Pero es grave observar que muchos están esperando que los 44 marines aparezcan muertos.

Las noticias tristes y sensacionalistas activan nuestras pasiones más bajas, por eso nos cuesta tanto huir de su influjo. Forma parte de nuestro instinto porque el ser humano se mueve por su necesidad de sentir emociones. Saber de los otros genera placer y si a eso se le añade una pizca de morbo pues mucho mejor. Y los medios de comunicación conocen miles de formas maquiavélicas para desatar esa falsa necesidad de escudriñar hasta el detalle más ínfimo. Y nosotros caemos en esas garras de lo éticamente cuestionable.

Sin embargo, el periodismo alimenta lo que la audiencia pide. Nos fascina lo prohibido. Nos seduce lo grotesco, lo malo, lo censurable. Pero no olvidemos que si bien somos seres humanos llenos de contradicciones, podemos ponerle una pizca de sentido común y controlar nuestros instintos más bajos. Será cuestión de ponernos en la chaqueta de aquellas familias que, desesperadas, necesitan saber la verdad de un submarino engullido por el Atlántico Sur.

 

Elísabeth Amat de Swert

Licenciada.

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Somos Jujuy

Es un nuevo espacio digital creado para difundir y dar a conocer todas las noticias y novedades que acontecen en la provincia de Jujuy. Un diario objetivo con información al instante, de índole local, nacional e internacional

Dr. Horacio Guzmán 496, Bº M. Moreno. S.S. de Jujuy, Argentina

info @somosjujuy.com.ar

+54 (0388) 154741758

Descargá la APP de RVJ

Llevá AM630 / FM 97.7 en tu celular

GooglePlayNegro400