Somos Jujuy
El diario digital jujeño más actualizado.

Debutó Laurel Hubbard, la primera atleta transgénero en los Juegos Olímpicos

La halterófila neozelandesa de 43 años se convirtió en la primera deportista trans en competir en una cita olímpica. Mirá cómo le fue.

Laurel Hubbard, halterófila neozelandesa de 43 años, hizo historia en Tokio 2020 al convertirse en la primera atleta transgénero que compitió en los Juegos Olímpicos. Este lunes 2 de agosto hizo su estreno en el evento, pese a las polémicas que se generaron con sus rivales.

La neozelandesa Laurel Hubbard concluyó la prueba de arranque sin marcas en la categoría de más de 87 kilos. Luego de haber realizado tres intentos fallidos, primero con 120 kilos y con 125 los restantes, no tuvo el estreno esperado y se retiró de la final.

Si bien era una de las candidatas a quedarse con la medalla dorada después de haber conseguido un registro de 285 kilos en la clasificación, no pudo cumplir con las expectativas y terminó teniendo un mal estreno olímpico. Sin embargo, lo más relevante fue que rompió una barrera histórica por la que quedará en el recuerdo.

Quién es Laurel Hubbard, la primera atleta transgénero en los Juegos Olímpicos

“Me siento agradecida y humilde por la amabilidad y el apoyo que me han brindado tantos neozelandeses”, expresó Laurel, que hasta 2012 fue Gavin, hijo del alcalde de la ciudad de Auckland entre 2004 y 2007. En su adolescencia, Hubbard logró récords nacionales masculinos en los certámenes juveniles sub 20 en levantamiento de pesas. Tiempo después, se alejó del ambiente y recién hace seis años volvió pero en la rama femenina.

Para evitar cualquier tipo de reclamos por parte de sus adversarias, el Comité Olímpico de Nueva Zelanda destacó que Laurel cumple “de forma estricta con los criterios de elegibilidad”, tanto de la Federación Internacional de Halterofilia como del Comité Olímpico Internacional (COI).

“Reconocemos que la identidad de género en el deporte es una cuestión muy sensible y compleja que requiere un equilibrio entre los derechos humanos y la equidad en el terreno de juego”, sostuvo Kereyn Smith, director general del Comité Olímpico de Nueva Zelanda.

La protesta de sus rivales en los Juegos Olímpicos Tokio 2020

Sin embargo, tras conocer la noticia a principios de julio, ya hubo atletas que alzaron la voz de protesta. «Es una broma de mal gusto», aseguró la halterófila belga Anna Van Bellinghen. Y aseguró que “soy consciente de que definir un marco legal para la participación de las personas trans en los deportes es muy difícil” pero “cualquiera que haya entrenado en halterofilia sabe que esta situación es injusta para el deporte y para los deportistas”.

Más allá del malestar entre rivales, el COI autorizó la participación de Hubbard, debido a que su reglamento sostiene que cualquier mujer transgénero puede participar de los Juegos Olímpicos si su nivel de testosterona no supera los diez nanomoles durante al menos 12 meses antes de su primera competición.

Laurel Hubbard, medalla de plata en el Mundial de Halterofilia 2017

Hace ya cuatro años, en el Campeonato Mundial de Halterofilia de Anaheim, Estados Unidos, Huddard se situó en el segundo escalón del podio y sexta en la edición siguiente de 2019, luego de recuperarse de una dura lesión mientras competía en los Juegos de la Commonwealth de 2018.

La neozelandesa de 43 años ya tenía asegurada su plaza en los Juegos Olímpicos Tokio 2020 al finalizar en la séptima posición en la categoría +87 kilos y como primera haltera de Oceanía en la lista final de la Federación Internacional de Halterofilia.

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
12
También podría gustarte
Comentarios
Loading...