Internacionales
VIOLENCIA

Brutal discusión por "hábitos de higiene": su abuelo le pidió que se bañara y ella lo apuñaló en la cara

La joven fue detenida, mientras que el hombre tuvo que ser internado debido a la gravedad de sus heridas.

cuchillo-con-sangre-imagen-ilustrativa
cuchillo-con-sangre-imagen-ilustrativa

Somos Jujuy por Somos Jujuy | 06-09-2023 15:07

Una joven de Luisiana de 22 años fue arrestada después de apuñalar a su abuelo en la cara durante una discusión “sobre sus hábitos de higiene”.

Carrington Harris, una residente de la localidad de Keithville, se abalanzó sobre su abuelo el 29 de agosto después de que el hombre le pidiera de que se duchara, según un comunicado de la Oficina del Sheriff de Caddo Parish.

“Harris y sus abuelos comenzaron a discutir después de que le pidieron que se duchara. Comenzó a romper cosas dentro de la casa y luego cortó la electricidad desde afuera”, indicaron los detectives. “Mientras la pareja intentaba sujetar a Harris, ella escapó y recuperó un cuchillo de la cocina y lo usó para apuñalar a su abuelo”, agregaron.

Después de la agresión, Harris huyó y se escondió en un bosque cercano. Tras varias horas de búsqueda, la policía la atrapó ocultada detrás de una casa.

La joven fue detenida y acusada de un cargo de agresión doméstica con un arma peligrosa. Ahora se encuentra detenida en el Centro Correccional de Caddo, mientras que su abuelo fue internado en un hospital local donde se recupera de sus heridas.

Carrington Harris fue detenida después de apuñalar a su abuelo. (Foto: Oficina del Sheriff de Caddo Parrish).

DISCUTIÓ CON SU MAMÁ POR LAS MALAS NOTAS QUE TENÍA, LE CORTARON EL WIFI Y MATÓ A TODA LA FAMILIA

Un joven de 15 años asesinó de siete tiros a su familia en la ciudad española de Elche, provincia de Alicante, luego de discutir con su mamá por las malas calificaciones que tenía en el colegio. El desencadenante del trágico hecho fue que, luego de la discusión, la mujer decidió cortarle el WiFi. Ante esto, el menor tomó una escopeta y mató a toda su familia.

Según trascendió, el conflicto se generó cuando los padres del joven le sacaron su consola de videojuegos. En paralelo, el adolescente se negó a colaborar con las tareas de la casa, y fue ahí que la madre decidió cortar el servicio de internet. Fue allí que el adolescente buscó un arma de caza que había en la casa y primero le disparó en dos oportunidades a la madre.

Con la misma arma, le disparó dos veces a su hermano de 10 años. Luego, cuando se estaba por dar a la fuga, llegó su papá de trabajar y se encontró con la escena del crimen, por lo que el joven le disparó tres veces.

Luego, convivió 3 días con los cadáveres en la casa y solo en ese momento decidió confesarle el crimen a una tía. El equipo de psicólogos que concurrió al lugar afirmó que el joven de 15 años mostró “una frialdad fuera de la normal, sin expresar remordimientos”.

Fuente: Todo Noticias.

Temas relacionados
3