Internacionales

La increíble forma de enterrar a sus muertos de una tribu filipina

Los Igorot siguen manteniendo un ritual fúnebre de hace dos mil años. Hoy, es único en el mundo.

23-04-2018

A ocho horas y media de Manila, la capital de Filipinas, una tribu mantiene los mismos rituales que hace dos mil años. Uno de los más impactantes es la forma que tienen de inhumar a sus muertos en un cementerio que desafía la gravedad.

Se trata de la etnia Igorot, que habita Sagada, y cuyo ritual fúnebre consiste en colocar los féretros en acantilados de piedra caliza. Si bien en partes de China y de Indonesia se acostumbraba hacer lo mismo, los Igorot son los únicos que siguen manteniendo hasta hoy el rito.

Su creencia es que, de esa manera, sus familiares llegan más rápido al cielo para encontrarse con los dioses y que sus almas también se benefician de la luz del sol.

Según la tradición, el ataúd debe ser confeccionado por la persona aún en vida. Al morir, sientan su cuerpo en una silla (la silla de la muerte), tapado con una sábana blanca y ahumándose con inciensos.

Antiguamente, los huesos se les quebraban para que pudieran entrar en posición fetal en los féretros que no medían más de un metro de largo, volviendo de esa manera a la misma posición en la que habían entrado a la vida. Una forma de cerrar el círculo. Sin embargo, en los últimos años comenzaron a usar féretros más grandes.

Lo irónico es que el cementerio se volvió una atracción turística y hoy es un recurso con el que cuentan los Igorot para ganarse la vida en el medio de las montañas.

Fuente: TN

Temas relacionados Internacionales Principal