Internacionales
HECHO ATROZ

Una mujer lucha por su vida tras ser violada y empalada por un adolescente en Francia

Sus heridas incluyen "costillas perforadas, perforación de colon, intestino delgado y diafragma". Los médicos debieron ser atendidos por psicólogos después de verla.

Policía de Francia
Policía de Francia

Somos Jujuy por Somos Jujuy | 15-08-2023 11:39

La comuna francesa de Cherburgo-en-Cotentin se encuentra conmocionada por la brutal violación de una joven de 29 años, que fue abusada sexualmente y empalada por un adolescente que actualmente está detenido. La víctima fue golpeada y torturada, y debió ser inducida a un estado de coma mientras continúa luchando por su vida. 

El sospechoso fue identificado por la prensa como Oumar N., de 18 años, quien tiene un extenso prontuario por "actos de robo, encubrimiento de robo y agresión sexual incestuosa" por una causa en contra de su hermana, según informó el medio Le Figaro.

El hecho tuvo lugar el 4 de agosto pasado pero se conoció este lunes. La mujer, cuyo nombre se mantiene en reserva, fue atacada en su casa, ubicada en el centro de la ciudad. El agresor ingresó a la propiedad y la violó "varias veces", utilizando también un palo de escobas de más de 70 centímetros de largo.

La joven fue agarrada por el cuello y golpeada repetidamente en la cara. Quedó desnuda y ensangrentada en el piso de su departamento antes de que lograra alcanzar su teléfono y llamar a la Policía, que la llevaron de urgencia al Hospital Pasteur de Cherburgo.

Según el parte médico, la víctima resultó con heridas de distinta consideración, como "hematomas, costillas perforadas, perforación de colon, intestino delgado y diafragma".

Una fuente de la investigación dialogó con el mencionado diario francés y afirmó: "Los investigadores están conmocionados, nunca habían visto tanta barbarie". En ese sentido, precisó que la chica sigue luchando por su vida diez días después de que los médicos operaran sus extensas lesiones.

El adolescente fue arrestado a pocos días después de cometer el crimen. Peritos de la Policía lo ubicaron en la escena tras hallar rastros de sus huellas dactilares en la manija de la puerta de una de las habitaciones del departamento. También descubrieron que estuvo en ese lugar al momento del hecho, acorde a la ubicación geográfica de su teléfono celular.

"Tiene un perfil peligroso, no mostró absolutamente ninguna emoción ni empatía por la víctima", relató la fuente. "Mostró frialdad durante la custodia policial", añadió, al mismo tiempo que explicó que había negado la responsabilidad del delito hasta que le mostraron las huellas.

El equipo de fiscales que lleva adelante la causa imputó al joven de 18 años por "violación acompañada de tortura y actos de barbarie". El atacante ya había sido acusado por presuntamente agredir sexualmente a su hermana de cuatro años.

Apoyo psicológico para la víctima y los médicos

El fiscal de Cherburgo, Pierre-Yves Marot, reveló que la mujer le comentó a los agentes de policía que había visto a Oumar N. en Cherburgo antes del ataque, pero que no lo conocía. Las heridas que recibió incluyen fracturas y la perforación de partes de su abdomen e intestino delgado; un caso que ha conmocionado a médicos y vecinos de la ciudad francesa.

Trascendió que los doctores y las enfermeras que asistieron a la víctima cuando llegó por primera vez al hospital estaban tan horrorizados por su estado que algunos rompieron en lágrimas. En un primer momento la joven fue asistida por un psicólogo y ahora se está brindando apoyo psicológico a los profesionales de la salud, según informó France Bleu.

Fuente: Perfil 

Temas relacionados