Nacionales
EN BUENOS AIRES

Investigan a un comisario por alojar en una celda de hombres a una mujer trans

Se le imputa "haber puesto en peligro la vida y la salud" de una mujer trans al alojarla en una alcaidía para hombres, sin respetar su elección de género, en una celda compartida (con dos hombres)

Policía de Buenos Aires
Policía de Buenos Aires

01-11-2022

La Justicia Nacional en lo Criminal investiga a un comisario de la Policía de la Ciudad por alojar a una mujer trans en una celda para hombres de una seccional porteña en la que, denunció, fue abusada sexualmente, informaron  fuentes judiciales.

El caso, que inicialmente se radicó ante la Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), es investigado ahora por el Juzgado Nacional en lo Criminal 39, según dispuso el Cámara del Crimen al dirimir la competencia.

De acuerdo al fallo al que accedió Télam, el mismo juzgado nacional debe investigar tanto la actuación del oficial de la Comisaría Vecinal 3 A, situada en la zona de los tribunales porteños, como la denuncia de abuso sexual.

Al comisario se le imputa "haber puesto en peligro la vida y la salud" de la mujer trans al alojarla en una alcaidía para hombres, sin respetar su elección de género, en una celda compartida (con dos hombres), superpoblada, ubicada al fondo del sector y sin candado o cerradura que la protegiera del resto de la población".

Según constancias del sumario, el hecho ocurrió entre la madrugada y la medianoche del 24 de marzo último en la Comisaría Vecinal 3 A Anexo.

"Pese a la evidente y expresa elección de género de la detenida, en franca infracción a normativa nacional e internacional, -el denunciado- dispuso alojarla en el sector de varones, ubicándola en una celda individual acompañada de dos hombres" y "además le hizo firmar a la víctima un acta de supuesta conformidad", reseñó en el fallo el camarista Mariano Scotto, quien actuó como tribunal unipersonal,

El riesgo en que estaba la mujer trans en el calabozo

De acuerdo a la denuncia, "ese calabozo, alejado de la guardia interna, no habría estado siquiera asegurado con el debido candado", por lo que se colocó a la mujer "en situación de riesgo concreto", considerando que los restantes 21 internos "debían obligatoriamente circular por el pasillo para ir al baño o hablar por teléfono".

Por el hecho también están imputados los dos detenidos que estaban en la celda, quienes enfrentan cargos por "abuso sexual con acceso carnal".

El camarista Scotto coincidió con la fiscalía, que consideró que "la investigación de ambos hechos tiene que llevarse en conjunto" para "aunar criterios" y "contar con la mayor cantidad de elementos posibles".

Temas relacionados