Nacionales
CÓRDOBA

Mataron a su hijo a golpes y ella perdonó a los asesinos durante el juicio: "Tienen otra oportunidad"

"Sean buenas personas", les dijo Rosa Gallego a dos de los cinco jóvenes que asesinaron a Cristián Robledo. Los acusados eran menores en ese momento y la Justicia los absolvió.

rosa gallego
rosa gallego

08-11-2022

Dos jóvenes fueron absueltos por la Justicia de Córdoba en un caso de homicidio después de que la madre de la víctima los perdonó. Rosa Gallegos causó una fuerte conmoción en los tribunales de San Francisco al dirigirse a dos de los asesinos de su hijo, Cristián Robledo, que murió en una pelea grupal en un partido de fútbol en 2019. Les perdonó públicamente a y los instó a que reencaucen sus vidas.

"Espero que se porten bien, que trabajen, que no se droguen, que sean buenas personas, que tengan buenos valores, que piensen en sus hijos, que como madre no hay dolor más grande que ver a tu hijo en un cajón; él se fue a divertir a un partido de fútbol y me lo mataron; que siempre piensen en su familia y en sus hijos; los perdono", les dijo entre otras cosas la mujer a B.P. y A.P., quienes eran menores al momento de cometer el crimen.

La muerte de Cristián Robledo

Cristián Robledo (30) fue asesinado por cinco jóvenes, tres de ellos mayores y dos menores de edad, el 13 de julio de 2019, en las instalaciones del Club Milka, en San Francisco, durante un partido de la Liga interprovincial. El partido que oponía el equipo local a Los pibes de las Palmeras terminó a las piñas, tanto entre los jugadores de ambos equipos como las hinchadas. Por el crimen de Robledo fueron condenados a 12 años de prisión Maximiliano Manzanelli (36), Facundo León (21), Alejandro Cortez (25).

B.P y A.P. que ahora tienen 20 y 21 años, fueron trasladados al Complejo La Esperanza por el proceso penal juvenil. Ambos realizaron distintos cursos, incluso uno de ellos terminó la secundaria. En el último tiempo gozaron de salidas transitorias con estrictas condiciones, que según el Juzgado de Menores, cumplieron "muy bien".

Es por esto que, a fines de agosto, en el marco de la audiencia de imposición de pena, el fiscal de Delitos Complejos, Bernardo Alberione, decidió dejar en libertad a los acusados sin imponerles pena alguna y dándole una nueva posibilidad de insertarse en la sociedad, indicó el diario La Voz.

El cara a cara con dos de los asesinos de su hijo

Fue en esa misma audiencia que Rosa Gallegos se encontró por primera vez cara a cara con dos de los asesinos de su hijo. Pensó que estaría lejos de ellos, a través de un vidrio, pero se encontró en la misma sala, con sus familias y abogados.

"Les hablé durante una hora, siempre los miré a los ojos. Al principio no me miraban. Se dieron cuenta de que les estaba hablando como una madre", recordó Gallegos en diálogo con Arriba Argentinos.

"Me pidieron disculpas por el dolor que estaba sufriendo. Les pasé mi dolor como si fuera la madre de ellos", agregó Gallegos, que dijo que Cristián también tenía una hija chiquita que se llama Paz.

Rosa, que dijo siempre haberse sentido en paz, agregó que ya "hay mucho odio y violencia en el país" y que como escuchó que los jóvenes no habían cometido ningún ilícito ni le pareció necesario pedir una perimetral. "Son mayores, no les tengo que decir que no tienen que hacer nada malo", agregó.

Tras escuchar a Gallegos, el fiscal Bernardo Alberione no formuló acusación. ""Dado lo largo de este proceso, centrándonos en los jóvenes, y en virtud de los fines del Derecho Penal Minoril, que busca la no punición de los jóvenes, y resocialización, es decir que puedan volver a integrarse a la sociedad, pero respetando la persona humana y los derechos de los demás, solicito la absolución de pena de los jóvenes, creo que es la opción que mejor se ajusta a este momento", declaró.

En tanto, al absolverles, el juez Andrés Peretti les advirtióp que "si bien el delito que cometieron fue gravísimo, la ley y el fiscal les da esta nueva oportunidad para no ir presos".

Fuente: TN

Temas relacionados