Nacionales
PEDIDO DE AYUDA

Una nena le escribió una carta a la directora para pedir ayuda: su mamá sufría violencia

El caso salió a la luz después de una clase sobre educación sexual. Ocurrió en Río Negro.

Niña escribiendo
Niña escribiendo

14-11-2022

Una alumna de séptimo grado le escribió una carta a la directora de una escuela del Alto Valle de Río Negro para denunciar que su mamá estaba siendo víctima de violencia de género.

Según publicaron los medios locales, una charla sobre educación sexual fue el disparador que provocó el quiebre en la menor, y desde el colegio dieron intervención inmediatamente a la Comisaría de la Familia y la Mujer.

Tras la denuncia, el hombre acusado de violento fue excluido del hogar y la Justicia le impuso una prohibición de acercamiento. En tanto, el municipio habilitó el ingreso de la víctima a una casa refugio y mediante la articulación con el área de desarrollo social se buscó una solución habitacional para ella y su familia, indicó El Cordillerano.

“La charla de educación sexual fue realmente el disparador de la denuncia. Muchas familias todavía creen que en esos espacios solo se habla de sexo, pero en los hechos se abordan cuestiones que hacen al cuidado del cuerpo y a una vida libre de violencias”, sostuvo la jueza a cargo del caso.

Si bien la nena era consciente de que su grupo familiar estaba inmerso en un contexto violento y que necesitaban ayuda, la jornada del Programa Nacional de Educación Sexual Integral (ESI) la sensibilizó y ese mismo día volvió a su casa y le pidió permiso a su mamá para denunciar su situación.

La mujer accedió y, al día siguiente, a raíz de la carta escrita por su hija, se organizó un abordaje interinstitucional para proteger a las víctimas. En ese sentido, se ordenó la exclusión del hogar del violento. La medida se llevó a cabo durante el horario escolar, con el objetivo de dejar a resguardo a la menor.

UN HOMBRE ASESINÓ A SU ESPOSA Y SUS HIJOS DE 12 Y 3 AÑOS FUERON TESTIGOS DEL FEMICIDIO

Este sábado, un hombre mató de una puñalada a su esposa delante de sus dos hijos menores de edad y luego se entregó a la Policía. “Ya está, lo hice”, confesó el femicida.

El dramático episodio ocurrió en una vivienda ubicada entre las calles 139 y 478, en la localidad de Gorina, partido de La Plata. Allí, el hombre atacó a la mujer de una puñalada, a la altura de su hígado, y le produjo la muerte.

Luego de cometer el crimen, el agresor llevó a sus hijos a la casa de una amiga de la víctima y luego se entregó en la subcomisaría de Gorina. En diálogo con el diario El Día, Lorena Rueda contó cómo fue el momento en el que el agresor confesó el asesinato . “No lo podía creer, le reproché por qué la mató y me contestó 'ya está, está, lo hice, lo hice', con un tono de voz tranquilo, como de alguien que estaba resignado a saber las consecuencias de lo que ahora le espera”, relató.

“Me trajo no solo a los dos chicos, un varón de 12 años y una nena de 3, sino también la ropa de ellos. Me dijo que conmigo iban a estar bien y se fue a la subcomisaría, dijo que iba a pagar por lo que hizo”, detalló Rueda.

Lorena, quien está al cuidado de los hijos de la pareja, contó que los chicos “aseguraron haber visto todo al punto que también dijeron 'papá mató a mamá'”.

También, aseguró, los notó “muy tristes” y señaló que constantemente repetían “mamá está muerta”.

Fuente: Todo Noticias.

Temas relacionados