Somos Jujuy
El diario digital jujeño más actualizado.

Sentido de pertenencia

Gimnasia de Jujuy está en la búsqueda de recuperar la identidad con su gente. La familia en la cancha, todos cantando lo mismo, muchos socios, el mismo amor por la camiseta.

Pasaron tres años de la última vez que recuerdo la cancha con sus tribunas con pocos espacios vacios, los alrededores del estadio colmados de gente, banderas, bombos, platillos, de la familia del ‘lobo’ que acompañaba en cada temporada.

Era la última etapa de Mario Siacqua, que hizo volver a sentir ese amor por Gimnasia con las impecables campañas que casi los sube a primera división, escapándose sobre el final del torneo. El hincha ya se mostraba dolorido, sin poder creer lo que había ocurrido, de no poder lograr dos puntos que les daba la plaza a la A.

Resultado de imagen para gimnasia de jujuy sciacqua 2016

La gente comenzó a alejarse, en las tribunas se sentía esa desilusión, dolor, impotencia. Aparecían los barra bravas “enojados”, y siempre dando el mal ejemplo en las gradas, con bombas de estruendo, insultos, cánticos inapropiados, que dejaba a la familia con ganas de no ir más a la cancha.

El plantel que le había dado significado a Gimnasia se separó, y desde entonces pasaron muchos nombres, con la llegada de Fernando Gamboa, Martin Astudillo, Morales Santos. No funcionó. El hincha perdió ese sentido de pertenencia, ya que no había identidad, carecía ese “amor” por la camiseta. Y eso se notó con la cantidad de socios que se desafiliaron, que dejaron de creer en el club, ya que las tribunas comenzaron a verse deshabitadas.

Ayer, quizás podemos decir que comenzó esa transformación en busca de atraer a la familia nuevamente a la cancha.

El plantel actual cuenta con un total de 18 jugadores jujeños, un técnico nacido en la provincia, los encargados de la preparación física, y los integrantes del cuerpo médico. Y de esta pertenencia hablamos, de darle lugar y oportunidad al jujeño, que demostró tener grandes cualidades, absolutas capacidades para llevar a cabo grandes proyectos, como éste.

Y una responsabilidad enorme también, ya que el margen de error no es muy amplio. Pero tener un equipo con tanta sangre jujeña sin duda que genera ilusiones, ver a esos “changuitos” vestir la del ‘lobo’ y transpirarla, defenderla.

Se viene un cambio, una transformación importante, la búsqueda del retorno de la familia a la cancha, de la hinchada unida, de pechar y empujar todos para el mismo lado. Aunque la renuncia del presidente Pedro Segura, dejó algunas dudas, “Popeye” Herrera fue claro en sus declaraciones: «Que no tengan la menor duda de que vamos a dejar el alma, la vida, la piel por esta camiseta, para que a Gimnasia le vaya bien».

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
11
También podría gustarte
Comentarios
Loading...