Somos Jujuy
El diario digital jujeño más actualizado.

El oficialismo consiguió quórum en el Senado para tratar la ampliación de la Corte

Sin la vicepresidenta Cristina Kirchner en el recinto, consiguieron las 37 presencias necesarias para comenzar la sesión.

El oficialismo logró el quórum para comenzar a debatir en en el Senado, con la intención de darle media sanción al proyecto que promueve la ampliación de la Corte Suprema. Sin Cristina Kirchner y con Claudia Ledesma Abdala presidiendo la Cámara Alta en el inicio, consiguieron las 37 presencias necesarias para habilitar la sesión.

Por su parte, el principal bloque de la oposición, Juntos por el Cambio, no sumó al quórum inicial, pero se sumó a la sesión una vez que terminó el himno nacional.

La primera medida que tomó el oficialismo fue devolver a la Comisión de Acuerdos los pliegos de los jueces que estaba previsto acordar y avanzar directamente con el tratamiento del proyecto de ley de ampliación de la Corte Suprema.

El senador Guillermo Snopeck fue el encargado de abrir el debate y luego de una largo discurso en donde hizo referencia al federalismo, algo que quedará para la reglamentación de la norma respecto de la procedencia de los jueces a nombrar, y adelantó que el proyecto a debatir eleva a 15 miembros la cantidad de jueces del máximo tribunal, de los que 8 tienen que ser mujeres .

La primera respuesta llego de la senadora de Juntos por el Cambio por Tucumán, Beatriz Avila, quien luego de hacer referencia a que no es un tema de la agenda “de la gente” y adelantó que el interbloque de Juntos por el Cambio iba a rechazar el dictamen. Luego señaló que el debate de este proyecto “no es el mejor homenaje a Néstor y Cristina Kirchner quienes fueron con mucha vehemencia apoyaban que la Corte tenga 5 y no 9 miembros”.

“El oficialismo tiene un TOC con el Poder Judicial que de ninguna manera podemos aceptar”, sentenció la senador que calificó como “pobre” la redacción del proyecto.

“Mañana -por hoy- no daremos quórum, pero si el kirchnerismo lo consigue vamos a demostrar en el Recinto como esta reforma solo busca atender la agenda privada de la vicepresidenta”, anticipó ayer el senador Martín Lousteau, a la vez que advirtió que “no hay ninguna razón técnica ni política que pueda sustentar este proyecto desopilante que busca poner la Corte Suprema de Justicia en manos de los gobernadores peronistas”. “Si de verdad quisieran hacer una justicia más ágil, estaríamos debatiendo la transferencia de servicios de justicia a la Ciudad”, agregó.

Asimismo, el interbloque opositor difundió un comunicado, en el que expresó: “A lo único que se dedica el Frente de Todos es a buscar su impunidad. Y es por eso que ante la convocatoria intempestiva efectuada por la Presidenta provisional del Senado para que mañana se trate la designación de jueces afines y la ampliación de la Corte Suprema de la Nación, Juntos por el Cambio rechaza una vez más los intentos de ataques a la Justicia, que generan un distanciamiento de las instituciones de los verdaderos problemas que padecemos los argentinos”, expresaron en un comunicado.

Actualmente, los dos sectores del oficialismo que conforman el interbloque del Frente de Todos suman 35 senadores, por lo que necesita sumar dos aliados para lograr el quórum. El llamado a sesionar se terminó de definir el martes por la noche, cuando los senadores oficialistas se reunieron en el segundo piso de la Cámara Alta para contar los votos con los que cuentan en pos de avanzar con la iniciativa y terminar de delinear la estrategia que llevarán a cabo en el recinto. Del encuentro también participó el senador Adolfo Rodríguez Saá, fundamental para conseguir ese número necesario para sesionar.

El proyecto que buscará sancionar el Frente de Todos y que tiene dictamen establece llevar el número de jueces de la Corte de 5 a 25 miembros. Sin embargo, los acuerdos parlamentarios hicieron que se propongan modificaciones y una de ellas es que se amplíe a 15 el número de jueces.

Ese era el número que establecía el proyecto de la senadora del bloque Unidad Ciudadana Silvia Sapag y que se terminó acordando con dos senadores que también habían presentado proyectos: Adolfo Rodríguez Saá y Alberto Weretilneck.

El proyecto original del ex gobernador de Río Negro proponía llevar a 16 los jueces de la Corte, garantizar la paridad de género y establecía cinco regiones del país desde donde debían proceder los nuevos magistrados para tener una representación federal. En el caso del proyecto del puntano, proponía una menor cantidad de jueces, pasar de 5 a 9, y federalizar a la Corte Suprema con el nombramiento de magistrados por regiones.

Un dato no menor del proyecto de Sapag y que va en línea con algunos de los aspectos que reclama el bloque K: además de una integración de 15 miembros, propone que se analice “toda la vida profesional” de los postulantes. El proyecto establece también que los jueces “tienen que pagar sus impuestos y exponer toda su vida profesional y comercial, contar cuáles son sus empresas y qué clientes tienen en sus estudios jurídicos”, aseguró la legisladora.

Como suele suceder, Cristina Fernández de Kirchner abrirá formalmente la sesión y se retirará a su despacho desde donde, aseguran, seguirá la sesión y culminará los detalles de lo que será su presentación del viernes, en el último día de los alegatos de su defensa en la Causa Vialidad.

El oficialismo también llevará otro tema, en el que hay mayor acuerdo con Juntos por el Cambio: la aprobación de los pliegos de un listado de jueces que ya cuenta con el dictamen positivo de la Comisión de Acuerdos. Son 20 pliegos con ascensos de defensores públicos, fiscales y jueces para distintos tribunales del país que fueron aprobados por la comisión de Acuerdos del Senado, por lo que quedaron en condiciones de quedar firmes en la próxima sesión. Hace dos semanas se aprobó el nombramiento de otros 12 magistrados públicos.

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
12
También podría gustarte
Comentarios
Loading...