Somos Jujuy
El diario digital jujeño más actualizado.

Shakira vendió el 100% de su catálogo de canciones a un fondo de inversión

La cantante colombiana negoció unos 145 temas escritos por ella con el Hipgnosis Songs Fund, que recientemente adquirió los derechos sobre las obras de Bob Dylan y Neil Young.

Primero fue Bob Dylan; después fue el turno de Neil Young, y ahora Shakira se suma a la lista de artistas que decidieron vender sus catálogo de canciones. La superestrella colombiana le vendió toda su música a Hipgnosis Songs Fund, una compañía británica de inversión, según un acuerdo anunciado el miércoles.

Hipgnosis informó que adquirió el 100% de los derechos de autor e ingresos por intereses de las 145 canciones escritas por Shakira, entre las cuales están incluidos éxitos como Hips Don’t Lie, Whenever, Wherever, La tortura, She Wolf y Waka Waka. Por ahora no se revelaron los términos del acuerdo, pero tomando en cuenta las últimas operaciones cerradas por el fondo, es difícil pensar que se trate de un número de menos de nueve cifras.

Shakira, quien grabó su primer álbum a los 13 años, debutó en 1991 y desde entonces ha vendido más de 80 millones de discos. Esto la convierte, según Hipgnosis, en la artista latina femenina más exitosa de todos los tiempos.

«Paso a paso, esta increíble mujer de Colombia se ha vuelto una de las personas más famosas e influyentes del mundo. Lo que nadie debe dar por sentado es que es una de las compositoras más serias y exitosas de los últimos 25 años, al haber escrito o coescrito virtualmente cada canción que ha grabado», dijo en un comunicado el fundador de The Family (Music) Limited and Hipgnosis Songs Fund Limited, Merck Mercuriadis, quien calificó a la cantante como «la Reina de la Música Latina».

La ganadora de tres premios Grammy y 12 Latin Grammy, entre muchos otros reconocimientos, saltó a la fama internacional con su álbum de 1995, Pies descalzos, del que se desprendió el éxito Estoy aquí; su sucesor Dónde están los ladrones, que encabezó la lista de discos latinos de Billboard durante 11 semanas e incluyó los éxitos Ciega, sordomuda y Tú.

En 2001 debutó en el mercado anglo con el álbum Laundry Service, que vendió más de 13 millones de copias a nivel mundial, y en 2005 lanzó Fijacion oral, Vol. 1 y su versión anglo, Oral Fixation, Vol. 2, ambos grandes éxitos internacionales.

«Ser una cantautora es un logro que considero igual o quizás más grande que ser una cantante y artista», reflexionó Shakira en un comunicado. Y fue más a fondo en la cuestión: «A los 8 años -muchos antes de que empezara a cantar- escribía para encontrarle sentido al mundo. Cada canción es una reflexión de la persona que era en el momento que la escribí; pero una vez que una canción sale al mundo, no sólo me pertenece a mí sino a aquellos que también la aprecian».

«Sé que Hipgnosis será un hogar maravilloso para mi catálogo, y estoy feliz de asociarme con esta compañía liderada por Merck, que realmente valora a los artistas y sus creaciones y es una aliada para compositores de todas partes que se preocupan profundamente por la vida continua de sus canciones», agregó la artista.

El fondo británico, que Mercuriadis fundó en 2018 junto al músico, productor musical, compositor, arreglista y cofundador de Chic Nile Rodgers, basa su actividad en el principio de que las canciones de éxito son activos predecibles a largo plazo que no se ven afectados por los ciclos económicos, y que aumentarán en valor a medida que el mercado mundial de streaming de música crece.

En su primer año de gestión, el fondo había incorporado unos 5.000 títulos, de los cuales unos 2.000 alcanzaron el número 1 en los rankings de algún lugar del mundo; una cifra que multiplicó por 10 en tan sólo un año, al mismo tiempo que alcanzaba un capital que se encaminaba al billón y medio de dólares.

El nombre Hipgnosis no es nuevo en el mundo de la música; en 1967 Pink Floyd recurrió al colectivo de diseño gráfico llamado del mismo modo, fundado por Aubrey Powell y Storm Thorgerson, para que se encargara del arte de las tapas del grupo, que adquirió un valor esencial en la obra de la banda, a lo largo de su trayectoria.

El estudio también metió mano en la producción discográfica de bandas como Genesis, Led Zeppelin y Black Sabbath, hasta 1983, cuando el grupo de artistas decidió poner fin a la experiencia, tras lo cual sólo Thorgerson siguió trabajando con la formación floydeana integrada por David Gilmour, Rick Wright y Nick Mason.

De regreso a la cuestión de Shakira, lo cierto es que tampoco es nuevo esto de vender los derechos de canciones, un negocio que tiene en la compra de la discografía de The Beatles, en 1985, por parte de Michael Jackson, quien ni lerdo ni perezoso tomó en su propio beneficio las enseñanzas que le había transmitido Paul McCartney poco tiempo antes, y asoció la rebeldía de Revolution a una publicidad de Nike.

Ya con el siglo XXI en marcha, Courtney Love se ganó unos pesos con la negociación del 50 por ciento de los derechos de Nirvana que le correspondían a su ex esposo Kurt Cobain, y artistas como Chicago y Hall and Oates también transformaron en billetes sus partituras. En todo caso, la novedad que aporta Hipgnosis es tomar las canciones como un valor para negociar en el mercado de capitales,

La apuesta del fondo, entonces, al sumar el catálogo de la cantante colombiana, va por ese lado, a caballo de éxitos como She Wolf, que en 2009 se certificó platino en Estados Unidos, o la canción de la Copa Mundial de Fútbol Waka Waka (This Time For Africa), que encabezó las listas de popularidad alrededor del mundo.

Fuente: Clarín

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
También podría gustarte
Comentarios
Loading...