Somos Jujuy
El diario digital jujeño más actualizado.

Por los incendios en la Amazonia, los jaguares en Bolivia están al borde de la extinción

La pérdida de 2 millones de hectáreas de selva en la región dejó a muchos de estos felinos sin hogar, sin comida y ante un panorama «desolador»

Los incendios forestales continúan haciendo estragos en la Amazonia. Bolivia, el país que posee la mayor extensión de la región después de Brasil, está sufriendo daños irreparables en su flora y en su fauna.

De acuerdo con especialistas, las llamas llevan consumidas más de 2 millones de hectáreas de selva, situación que, a su vez, afecta gravemente a los jaguares, una especie en peligro de extinción.

«Estamos ante la última oportunidad de salvar a los jaguares», afirmó Esteban Payán Garrido, director regional de la ONG Panthera.

Según el investigador, la población de estos felinos, que históricamente fueron diezmados por cazadores y ganaderos, se vio fuertemente afectada por los incendios que castigan a Bolivia.

Dados los numerosos focos que proliferaron en la región durante las últimas semanas, y ante la falta de recursos económicos y de equipamiento por parte del gobierno boliviano para hacer frente a la situación, cerca de 2 millones de hectáreas fueron consumidas por el fuego.

En este contexto, Payán Garrido explicó: «Un buen número de jaguares se ha quemado o ha sido desplazado de su hábitat. Una mamá que tenía tres cachorros quizá salvó a uno y los otros dos se quemaron. Además se les quemó la comida».

De acuerdo con el ejecutivo de la ONG dedicada a preservar jaguares y otros felinos en peligro de extinción, los incendios causaron la muerte a gran cantidad de tortugas y lagartos, un componente esencial de la dieta de estos animales. Al respecto, agregó: «Muchos de los que sobrevivieron terminarán siendo desplazados por los incendios y se van a morir de hambre, o van a terminar comiendo al ganado y les van a pegar un tiro por ello. Es un panorama desolador».

En declaraciones al diario El Deber, el especialista expresó que, una vez finalizada la temporada de sequías -situación que contribuirá a la merma de los incendios-, Bolivia deberá poner en práctica programas para garantizar la conservación de los felinos.

Por último, llamó a los ganaderos a que dejen de matar a estos animales y a que, en su lugar, aprendan a «tenerlos como aliados». En este sentido, sostuvo: «El Pantanal, en Brasil, es uno de los ejemplos donde hoy un jaguar vale más vivo que muerto gracias al turismo de aventura para avistar animales, una actividad que deja millones de dólares por año».

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
También podría gustarte
Comentarios
Loading...