Somos Jujuy
El diario digital jujeño más actualizado.

Absolvieron a un acusado de violación porque la víctima tenía una bombacha roja

Los tres jueces peruanos que emitieron el fallo fueron suspendidos.

La Oficina de Control de la Magistratura (Ocma) de Perú suspendió por seis meses a tres jueces que absolvieron a un hombre acusado de violar a una joven de 21 años en la ciudad de Ica porque la víctima usaba ropa interior de encaje roja, lo cual según ellos significaba que quería mantener relaciones sexuales.

El escandaloso fallo había generado protestas contra la justicia patriarcal en las redes y frente al Palacio de Justicia de Limay el de la ciudad de Ica, tras lo cual la Ocma abrió un procedimiento disciplinario contra los jueces Ronald Anayhuamán, Diana Jurado y Lucy Castro.

La medida cautelar de suspensión precisó que los jueces utilizaron afirmaciones que “podrían haber ofendido la dignidad de la víctima” y denunciaba una “visión estereotipada que revictimizaría a la agraviada por el propio Estado, a través de un Juez como operador de justicia”.

LOS DETALLES DEL ESCANDALOSO FALLO

En la resolución de absolución, difundida en octubre pasado, los jueces del Juzgado Penal Colegiado Supraprovincial Transitorio Zona Sur expresaron que el hecho de que “la agraviada haya usado trusa color rojo con encaje conlleva a inferir que estaba dispuesta a tener relaciones (sexuales) con el imputado”.

Los magistrados agregaron que “la máxima de la experiencia” señala que “este tipo de atuendo interior femenino suele usarse en ocasiones especiales para momentos de intimidad”, lo cual desvirtuaría un escenario de agresión sexual. Además, consideraron que solo una mujer “atrevida” llevaría ese tipo de prenda.

La Ocma agregó que los jueces violentaron la perspectiva y el enfoque de género, porque resulta “inconcebible que se prejuzgue” a una denunciante por el tipo de atuendo y que este haya representado un “consentimiento tácito”.

La abogada de la organización feminista Demus, María Ysabel Cedano, explicó que “la Ocma está cumpliendo con su deber de actuar de oficio frente a cualquier discriminación y revictimización de las personas que son víctimas de delitos sexuales y de cualquier otro delito”.

La abogada mencionó que, para resolver esta situación tan recurrente en los casos de agresión sexual, en 2011 hubo un acuerdo plenario de la Corte Suprema Penal que precisó sobre la valoración de las pruebas sobre delitos sexuales, los prejuicios de género y que “no se puede indagar sobre el pasado sexual de la víctima o exigir resistencia física para probar consentimiento”.

Con la decisión de la Ocma, la resolución absolutoria del presunto violador puede seguir el camino para ser anulada, de la misma forma que la Corte Suprema de Justicia podrá revisar esta sentencia apelada por la defensa de la víctima y por el Ministerio Público.

PROTESTAS FEMINISTAS EN PERÚ

Hace dos semanas, militantes se manifestaron frente al Palacio de Justicia de Lima contra la “impunidad” de los agresores sexuales.

“Hacemos frente a un país que ha permitido que nuestros violadores permanezcan sueltos, Perú país de violadores”, dijo una activista al leer una proclama.

“No volveremos a permitir que nos culpen de sus crímenes, la impunidad se acabó, no hay calzón rojo, bebida alcohólica, ni vida social que justifique sus monstruosidades”, declaró.

“Estamos aquí por Eyvi, por Arlette, por Sheyla, por Zuleimy, por Yolimar, por Camila, por Daniela, por Jimena, por Patricia (victimas de violencia contra la mujer en Perú) y por todas las que murieron a manos de hombres inescrupulosos que decían amarlas”, agregó.

Eyvi Ágreda, de 22 años, murió el 1 de junio de 2018, cinco semanas después de ser rociada con nafta y quemada mientras viajaba en un colectivo en Lima por un hombre que la acosaba.

Arlette Contreras, de 25 años, sobrevivió a un brutal ataque físico y sexual por parte de su pareja, que quedó grabado en las cámaras de un hotel en julio de 2015.

El agresor fue inicialmente absuelto por la justicia, lo que generó una controversia y el proceso fue anulado. En un nuevo juicio fue condenado a 11 años de prisión, pero está prófugo.

En octubre tuvo gran difusión la violación de una joven en Lima por parte de cinco jóvenes, un caso comparado por los medios peruanos con el de “La Manada” de España. La chica fue señalada por el abogado de uno de los agresores como una persona a la que “le gusta la vida social” para desvirtuar su acusación. Los cinco inculpados fueron enviados a prisión preventiva por nueve meses.

“Usualmente, los abogados de los violadores todavía se empecinan en destruir la credibilidad del testimonio, en base al pasado sexual o la vida sexual de la víctima”, afirmó Cedano al respecto.

Entre enero y septiembre de este año se denunciaron en el país casi 7.000 violaciones, una tercera parte a menores de edad, según cifras del Ministerio de la Mujer, aunque las organizaciones feministas consideran que la cifra es mayor.

Fuente: Todo Noticias.

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
18
También podría gustarte
Comentarios
Loading...