Somos Jujuy
El diario digital jujeño más actualizado.

Las 5 claves para entender qué hay detrás del conflicto entre Israel y Palestina

La escalada que comenzó el fin de semana dejó hasta el momento al menos 26 muertos y centenares de heridos. Disidencias religiosas, la división palestina y la inestabilidad política en Tel Aviv.

Las alarmas antiaéreas de Jerusalén y Tel Aviv volvieron a sonar por primera vez desde 2014 y, con ellas, los ojos del mundo se posaron nuevamente sobre una de las áreas del mundo que más división y conflicto genera en los últimos años. Israel y Palestina viven horas de máxima tensión que se traducen en al menos 26 muertos, decenas de heridos y peligrosos intercambios de ataques militares.

Los enfrentamientos en la zona de Jerusalén Este, en Cisjordania y los centenares de cohetes que cayeron tanto en Palestina como en Israel hacen creer que la violencia puede seguir creciendo en las próximas horas. En tan sólo un día la famosa “Cúpula de Hierro” –como se conoce al sistema de defensa aéreo de Israel- neutralizó más del 90% de los 300 misiles que fueron disparados desde la Franja de Gaza.

Mientras el primer ministro Benjamin Netanyahu acusó al Hamas de “haber cruzado una línea roja”, los miembros del brazo armado de la Autoridad Nacional Palestina que gobiernan Gaza advirtieron que no frenarán en su reclamo y, por lo tanto, con los ataques. En este contexto, la Liga de países árabes convocó a una reunión de emergencia y la comunidad internacional llamó a calmar el conflicto. Pero, más allá del histórico reclamo palestino por el reconocimiento de sus territorios, ¿qué hay detrás de estos enfrentamientos?

1) Religión y lugares sagrados

Susana Mangana, analista y profesora de asuntos árabes e islámicos, explicó que la mecha del conflicto se volvió a encender por tres hechos puntuales: el bloqueo por parte de las fuerzas de Israel a la Puerta de Damasco para que los palestinos no puedan congregarse en uno de los principales accesos al barrio musulmán de la ciudad vieja de Jerusalén; la orden de expulsión y desalojo de 4 familias palestinas en el barrio Sheij Jarrah y los enfrentamientos en la Explanada de las Mezquitas, el tercer lugar santo del Islam.

“Si bien es cierto que no hubo una escalada de esta magnitud ni una guerra desde 2014, existen conflictos permanentes en la región”, le explicó a este medio Mariano Caucino, exembajador argentino en Israel. Por su parte, el embajador palestino en la Argentina, Husni Abdel Wahed, consideró que “Israel les impidió a los fieles llegar a la mezquita y aquellos que lo hicieron fueron reprimidos brutalmente”. A su vez, señaló que “hay una situación explosiva por todos los elementos que allí se presentan”. Lo cierto es que el lugar sagrado de Jerusalén volvió a ser centro de enfrentamientos, como sucedió en 2014 y 2018.

2) Divisiones entre las autoridades de Palestina

El territorio palestino está dividido entre la Franja de Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este. Si bien el conflicto se mantiene entre todo el Estado de Palestina e Israel, la mayor confrontación proviene de Gaza, que está gobernadora por el grupo Hamas y no por la Autoridad Nacional Palestina (ANP), responsable del resto del territorio. “Lo que pasa en Gaza es una tragedia humanitaria, viven 1.800.000 personas en condiciones de supervivencia, es un territorio prácticamente bloqueado y al mando de una organización catalogada como terrorista”, expresó el diplomático y experto en la región Mariano Caucino.

Lo cierto es que la relación entre Hamas y la ANP es tirante y mantienen distintas perspectivas sobre el conflicto. “Si bien públicamente ambos han condenado el ingreso de las fuerzas de seguridad israelíes a la explanada Al Aqsa, Hamas fomenta la escalada de violencia y se beneficia”, explicó para este artículo Ariel Levaggi, profesor e investigador de la UCA, para luego completar: “Hay una lucha de legitimidad de quién representa realmente al pueblo palestino”. En ese sentido, el embajador palestino en la Argentina aseguró que “se lo quiera o no, Hamas es parte del pueblo palestino porque tiene sus adeptos, aunque no sea una mayoría”.

3) Capacidad militar de Israel vs. la de Palestina

Podría parecer sorprendente que, pese a los numerosos ataques desde la Franja de Gaza hacia Israel, la mayor cantidad de víctimas sean palestinas. Sólo basta con observar la tecnología militar que ambos presentan. “El ejército israelí tiene uno de los equipos más avanzados del mundo, han sido un Estado en constante conflicto en la región y cuenta con el apoyo tecnológico de los Estados Unidos”, detalló Luciano Zaccara, profesor e investigador en el Centro de Estudios del Golfo de la Universidad de Qatar.

Por otra parte, según explicó Zaccara, “el armamento de Hamas no tiene la misma efectividad, muchos de los insumos llegan a la Franja de Gaza por contrabando o a través de colaboradores como Egipto e Irán”. Así es como se entiende que de los más de 300 cohetes que se lanzaron desde Gaza, el 90% haya sido interceptado y los daños resultaran menores, si se los compara con los ataques aéreos perpetrados por Israel, que cuentan con mayor precisión e impacto.

4) La inestabilidad gubernamental interna de Israel

Israel vive una incertidumbre política sin precedentes. En los últimos dos años ya tuvo cuatro elecciones generales y podrían llegar a ser cinco si en los próximos días Yair Lapid –del centrista partido Yesh Atid que salió segundo en los últimos comicios por detrás de Netanyahu- no logra acumular las adhesiones necesarias en el Parlamento para formar gobierno. Cada vez son más quienes auguran un futuro de Israel sin el actual premier Netanyahu en el poder.

Si bien el diplomático Caucino considera que a Netanyahu “se le atribuye condiciones de liderazgo y seguridad muy importantes” también entiende que “su autoridad se extendió en el tiempo a través de gobiernos provisorios, que llega con un desgaste político y que la población seguramente le demandará un ataque contundente contra Hamas en Gaza”. En línea, la analista española Susana Mangana aseguró que “el mapa de Israel está muy fragmentado” pero también fue más allá al plantear la hipótesis de que el actual primer ministro busque ganar tiempo en la Justicia por las causas que pesan contra él y su mujer.

5) La clave de la política exterior

Sería muy difícil leer el conflicto entre Israel y Palestina sin una perspectiva geopolítica en la región. Desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, Israel contó con un fuerte apoyo de los Estados Unidos, que movió su embajada a Jerusalén y arrastró a muchos países árabes a normalizar sus relaciones con Israel, una clara ruptura de lo que históricamente fue el reclamo árabe por la lucha “de los dos Estados”. Aquel entendimiento marcaba que ningún país árabe se sentaría en una mesa de negociación con Israel hasta tanto no se resolviera la cuestión palestina. Esto no sucedió.

“La solidaridad árabe con la causa palestina disminuyó en los últimos años dado que varios países sunnitas abandonaron la doctrina tradicional de no negociar con Israel”, remarcó Mariano Caucino. Por su parte, el investigador Zaccara lo ejemplificó a través de los comentarios de miembros del gobierno de Emiratos Árabes Unidos: “hicieron declaraciones culpando a los dos, hasta poniendo la culpa de lado palestino, lo que marca cómo han cambiado las agendas narrativas en los últimos años”. Por parte de la nueva administración de Joe Biden se espera que el apoyo a Israel se mantenga, aunque a escalas menores de lo que era con Trump.

Fuente: Todo Noticias

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
21
También podría gustarte
Comentarios
Loading...