Somos Jujuy
El diario digital jujeño más actualizado.

Rubén López: “Lamento que se haya muerto sin decir nada, por mi viejo y las demás victimas”

Tras la muerte de Etchecolatz, el hijo de una de las victimas desaparecidas en la última dictadura militar, lamentó que se haya ido sin dar respuestas.

Rubén López, hijo de Jorge Julio López, se expresó en las redes sociales y en los medios de comunicación tras enterase la noticia de la muerte del represor Miguel Etchecolatz.

Julio López, era albañil y desapareció en septiembre de 2006 luego de declarar en los juicios por delitos de lesa humanidad contra Miguel Etchecolatz.

En la mañana de hoy, Rubén López se expresó tras la muerte del represor y lamentó que el genocida «haya muerto sin decir dónde están» muchos de los desaparecidos durante la última dictadura cívico militar.

«Tengo una especie de dolor de estómago. Estoy nervioso, no es por tristeza, tampoco es por alegría porque se haya muerto una persona que quizá fue el culpable de la desaparición de mi viejo. Es muy difícil explicar el sentimiento que tengo en este momento», expresó Rubén en diálogo con Télam, conmocionado por la noticia de la muerte del exdirector de la Policía Bonaerense y mano derecha del general de brigada Ramón Camps, durante la última dictadura cívica militar.

Leer más: A los 93 años, murió Etchecolatz el represor de la última dictadura militar

López rememoró que Etchecolatz «desapareció a muchas personas, a muchos chicos de la Noche de los Lápices, torturó a muchos otros y se llevó a la tumba el secreto de dónde está Clara Anahí, la nieta de (Isabel Chorobik) ‘Chicha’ Mariani» y apuntó que «estaba cumpliendo 9 condenas a perpetua, pero le faltaban un par más».

«Lamento que Etchecolatz, un ser nefasto, se haya muerto sin decir nada, sin decir dónde están los desaparecidos, porque nunca aceptó sus crímenes, porque no dijo dónde está Clara Anahí, por mi viejo y las demás víctimas», agregó.

La declaración de Julio López que le costó la vida

El albañil fue preciso en su declaración, reconoció a los hombres y las mujeres que se encontraban detenidos juntos con él, señaló a los torturadores y describió cada centro clandestino en el que permaneció detenido.

“Yo esperaba que me saquen a mí, porque prefería que me mataran y no que me dejaran vivo. Por Dios lo digo, ¿eh? Yo hasta pensé: ‘Si un día salgo y lo encuentro a Etchecolatz, yo lo voy a matar’. Yo así pensaba: ’Puta ¿ y si lo mato? ¡Qué voy a matar una porquería de esas!…’. Un asesino serial. No tenía compasión”, sostuvo López en ese momento.

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
También podría gustarte
Comentarios
Loading...