Sabrina Galván

Esas PASO que parecen tan lejanas

Las elecciones primarias se realizaron hace dos semanas y parece que hubieran transcurrido años. El curso de la economía es el tema que sigue preocupando a todos los argentinos.

GALVAN
GALVAN

26-08-2019

Mientras las fuerzas oficialistas tratan de frenar la andanada de reclamos judiciales de los gobernadores peronistas, que pretenden una compensación por la coparticipación y por las medidas tomadas después de las PASO, los hombres cercanos al presidente Macri aseguran que el resultado negativo de los comicios se puede revertir repitiendo una promesa de campaña sobre una recuperación que nunca llega.

En tanto, el ganador de las PASO, Alberto Fernández, se sigue mostrando solo en campaña, con palabras mesuradas ante la difícil situación por la que atravesamos. Fernández indicó que pretende continuar con la buena relación que mantiene nuestro país con los socios del Mercosur y con Estados Unidos. Aclaró que el caso de Venezuela es un autoritarismo y no una dictadura, ya que se trata de un país con autoridades que se eligieron constitucionalmente.

En tanto, durante el sábado se llevó a cabo en todo el país una marcha en apoyo al presidente Mauricio Macri, que cuesta creer que se autoconvocó para expresar su opinión.

Esta semana, se realizarán reuniones de enviados del FMI, con los equipos económicos de los dos principales candidatos para conocer los proyectos que tienen a largo plazo.

En el caso del PJ, el candidato adelantó que va a "desdolarizar" las tarifas de los servicios públicos, mejorar los ingresos de trabajadores y jubilados en relación a la inflación para impulsar el consumo, aunque admitió que es difícil conocer cuál será la situación real de la economía en diciembre.

Por su parte, el presidente en ejercicio, trata por todos los medios de convencer al electorado que las promesas de crecimiento y lluvia de inversiones de estos casi 4 años van a cumplirse, pero la realidad es que en nuestro país solo aumentó la deuda en dólares y la profundización de la pobreza.

Esta situación no hace sino poner a los votantes en la disyuntiva de votar a quienes están acusados de imperdonables actos de corrupción o a quienes nos llevaron a esta coyuntura insostenible, que nos obliga a elegir las prioridades para llegar a fin de mes.

Los dos largos meses que nos separan de las elecciones del mes de octubre, parecen interminables, pero también nos permiten reflexionar sobre el país que queremos y que le dejaremos a las generaciones posteriores.

Depende de nosotros votar con sabiduría para ver si podemos levantarnos en los años que siguen a esta década inolvidable.

Temas relacionados Opinión Sabrina Galván