Salud
ENFERMEDADES

Faringitis: cómo ataca la súper bacteria más virulenta que provoca infecciones graves

Expertos en infectología pediátrica explicaron qué implica el hallazgo de cepas más agresivas de la Streptococcus pyogenes en la Argentina.

Cultivo de bacteria
Cultivo de bacteria

Somos Jujuy por Somos Jujuy | 16-08-2023 15:07

En la Argentina se produjo este año un brote epidémico por la bacteria Streptococcus pyogenes que llevó a que se diagnosticaran más personas afectadas por faringitis e infecciones invasivas. En países de Europa, Estados Unidos y Uruguay el brote se había identificado en diciembre del año pasado, y hubo un alerta de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“La razón que explica el brote es que están circulando cepas más virulentas de la bacteria que hacen que haya más personas afectadas y que se aumente el riesgo de que desarrollen infecciones invasivas”, explicó el doctor Eduardo López, director de la carrera de especialista en infectología pediátrica de la Universidad de Buenos Aires (UBA), jefe del departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y expresidente de la Sociedad de Infectología Pediátrica (Sadip).

En la Argentina, el número de casos en 2023 representó un aumento del 281% respecto al mismo período de 2019. Ya hubo 16 muertes reportadas en julio pasado por el Ministerio de Salud de la Nación.

Científicos del Instituto ANLIS/Malbrán encontraron 3 aislamientos a partir de muestras de los pacientes con el clon híper virulento M1UK de la bacteria. Es un clon que ha tenido una expansión veloz en otros países y se lo ha relacionado con el aumento de casos de escarlatina y de infecciones invasivas. Ese clon corresponde a un nuevo linaje de la cepa pandémica M1T1 (M1global).

También los investigadores del ANLIS/Malbrán identificaron un grupo de 7 aislamientos de la Streptococcus pyogenes M1 genéticamente muy relacionados. Ese grupo adquirió “un elemento genético móvil que codifica para la toxina superantigénica SpeC”, aclaró el grupo de expertos en el último boletín de epidemiología del Ministerio.

“Los hallazgos de los estudios científicos sirven para recordar a la ciudadanía que deben consultar a tiempo, seguir los tratamientos tal como se les indique, y estar atento a cada caso con seguimiento adecuado”, afirmó Andrea Uboldi, miembro de la Comisión Nacional de Inmunizaciones (Conain), la Sociedad Argentina de Pediatría y la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (Save).

De acuerdo con el doctor López, “la bacteria que causa la faringitis generalmente se transmite más durante el invierno. Durante el primer semestre del año hubo más casos de infecciones invasivas, pero ahora se habría desacelerado la curva de casos. Se estaría estabilizando”.

El médico contó que en el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez de Buenos Aires el 23% de las faringitis fueron por el Streptococcus pyogenes este año. En cambio, en los años anteriores eran solo hasta el 15%.

Algunos pacientes que adquieren la infección desarrollan cuadros graves. En estos casos, la bacteria libera toxinas y se desencadena el llamado “síndrome de shock tóxico estreptocóccico”. Cuando se desarrolla el shock tóxico, la mortalidad puede variar desde el 10 al 30%, aclaró López.

Por el tipo de cepas circulantes, existe un mayor riesgo de padecer una enfermedad invasiva. “Por eso es muy conveniente que ante los cuadros de faringitis, se haga un hisopado al paciente. Si da positivo, se debe indicar el uso de penicilina. Ahora hay métodos rápidos que permiten tener en 30 minutos el diagnóstico de la infección”, aconsejó el experto.

¿DE QUÉ MANERA SE PROPAGA LA BACTERIA ESTREPTOCOCO?

El Streptococcus pyogenes se propaga al tener contacto directo con alguien que ya se ha infectado. Esta bacteria puede transmitirse mediante la tos, estornudos o al tocar una lesión, de acuerdo a información del Ministerio de Salud.

Los signos más comunes de la amigdalitis o angina incluyen fiebre, molestias al tragar, dolor en la garganta y la inflamación de los ganglios linfáticos del cuello. En cuanto a infecciones cutáneas superficiales, los síntomas pueden ser: fiebre, dolor en un área específica, enrojecimiento y, si avanza, la aparición de pequeñas ampollas y costras.

Fiebre
Fiebre

Aquellas personas que han estado en proximidad con individuos afectados por esta bacteria, los expertos del ANLIS/Malbrán sugieren que se les debe informar sobre cómo prevenir y reconocer los signos de esta enfermedad.

“Se recomienda a quienes hayan estado en contacto con infectados que, si presentan síntomas como fiebre, molestias en la garganta, dolor muscular en un área específica o cualquier otro signo de infección por S. pyogenes, acudan de inmediato al sistema de salud”, declararon.

El tiempo de incubación de esta enfermedad puede variar, oscilando entre 1 y 3 días. Generalmente, el tratamiento con antibióticos por al menos 24 horas suele eliminar la posibilidad de que la persona infectada propague la bacteria.

¿CÓMO SE PUEDE EVITAR LA INFECCIÓN?

Se cree que la pandemia causada por el coronavirus pudo haber facilitado que la bacteria Streptococcus pyogenes evolucione hacia formas más agresivas y dañinas en el cuerpo humano.

Para prevenir la infección por estreptococo, el Ministerio de Salud aconseja:

- Higienizar las manos regularmente con agua y jabón.

- Asear y airear los espacios todos los días.

- Si se presentan síntomas, es esencial guardar reposo y no acudir al trabajo o escuela.

- Evitar la automedicación.

- Al toser o estornudar, hacerlo en el interior del codo o usar un pañuelo desechable, para prevenir la transmisión a otros.

Hasta el momento, no existe una vacuna contra el Streptococcus pyogenes. No obstante, es crucial mantener actualizado el calendario de vacunación para prevenir otras afecciones que puedan facilitar la infección por esta bacteria.

El tratamiento se basa en antibióticos prescritos por un profesional de salud. Es vital no automedicarse y seguir el tratamiento al pie de la letra para evitar recaídas o complicaciones.

¿CUÁLES SON LOS SIGNOS DE ALARMA PARA CONSULTAR?

Se debe consultar ante la aparición de fiebre (temperatura corporal mayor a 37,8°) acompañada por alguno de los siguientes síntomas: dolor de garganta y dolor localizado en la piel con enrojecimiento y/o ampollas pequeñas.

Si es posible para evitar el contagio, se recomienda hacer la consulta médica en el domicilio o en lugares con poca circulación de personas. De lo contrario, se debe concurrir al centro de salud más cercano, según la cartera de Salud nacional.

Fuente: Infobae.

Temas relacionados