Somos Jujuy
El diario digital jujeño más actualizado.

Tiene 21 años, ya compró una casa y alcanzó dos títulos universitarios

Una joven de Estados Unidos alcanzó muchos de sus objetivos a una muy corta edad.

Dos años de trabajo intenso dieron sus frutos para una joven de 21 años que cumplió con varios objetivos impensados en tan poco tiempo: completó una licenciatura, se recibió de una maestría y compró su propia casa.

Pakeezah Zubairi, quien vive en Florida, terminó la escuela secundaria con 18 meses de trabajo universitario adelantado, ya que tomó clases y exámenes por fuera del horario escolar, y así cuando comenzó su licenciatura en Psicología pudo saltarse una parte de la carrera en comparación con los otros ingresantes.

Finalizó su licenciatura justo antes de cumplir 19 años, por lo que pudo avanzar en su maestría en Gestión de Recursos Humanos, y se convirtió en la alumna más joven en obtener un MBA en la Universidad de Lynn, después de completarla unos días antes de cumplir 20 años.

Pero esto no es todo. Durante su MBA también trabajó a tiempo completo y al cumplir los 20 años ya había ahorrado dinero suficiente para comprar su primera casa.

El empuje de ser independiente

Pakeezah contó que su intención de volverse independiente fue lo que la impulsó a avanzar: «Sabía desde la escuela secundaria que quería ser independiente tan pronto como pudiera. Quería salir de lo de mis padres tan pronto como fuera posible, así que una vez que obtuve mi licenciatura, me mudé y viví en un alojamiento para estudiantes mientras completaba mi maestría», explicó.

Asimismo, dijo que todo ese trabajo no resultó fácil. «Fue difícil mudarse. Vengo de una familia muy religiosa y dejaron de hablarme cuando me fui porque querían que fuera una buena niña musulmana y eso no era para mí», consideró. Y reconoció: «Estaba ahorrando dinero donde podía. Nunca comí fuera, no salí a beber ni gasté un centavo en ropa de diseñador o vacaciones».

«Siento que todo lo que hice desde la escuela secundaria hasta que llegué a mi casa fue trabajar y estudiar. Durante mi maestría trabajé a tiempo completo, mientras que mi curso también era full time. Escribía trabajos hasta las cinco de la mañana, luego dormía dos horas y después me levantaba para el trabajo», recordó.

Para poder cumplir todos sus objetivos, Pakeezah tuvo el apoyo de su pareja. «Mi novio Steven fue de gran ayuda, se quedó conmigo para estudiar y compramos la comida más barata que pudimos, lo cual fue bastante horrible para nuestros cuerpos. Además, me llevaba del trabajo a la escuela todos los días», relató. Y siguió: «Cuando terminé mi maestría, Steven y yo ahorramos el depósito de 7500 dólares necesario para asegurar nuestra hipoteca».

Pero las ambiciones de Pakeezah no se detienen aquí. Ahora tiene un nuevo propósito: estudiar un doctorado. «Ahora quiero seguir. Voy a estudiar un doctorado y terminarlo lo antes posible».

«Cuando miro hacia atrás al esfuerzo realizado estoy muy contenta con lo que he logrado y lo que hemos conseguido como pareja. Valió la pena. Soy independiente, trabajo y estudio en materias que amo y todo gracias al arduo trabajo que hice durante mis años más jóvenes y el apoyo de mi increíble novio. Estamos en la luna», dijo, llena de felicidad. Y recomendó: «Aconsejaría a cualquiera que intente subir tener su propiedad tan pronto como pueda. Los dos o tres años que lleva ahorrar, apestan, pero la recompensa es increíble».

Fuente: La Nación.

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
32111
También podría gustarte
Comentarios
Loading...