Somos Jujuy
El diario digital jujeño más actualizado.

Noelia, la primera maestra jardinera con síndrome de Down de la Argentina

La joven contó su historia y cómo es que llegó a ser maestra en el programa «Quién quiere ser millonario».

Desde muy chiquita, Noelia del Valle Garella soñaba con ser maestra. Jugaba a enseñarle cosas a su hermana, pero sabía que para lograr su objetivo se tenía que preparar, aunque en ese momento no tuvo en cuenta que no alcanzaba con estudiar y ser la mejor: también tenía que armarse contra los prejuicios. «Después del jardín mis papás empezaron a buscar escuela para mí. Y en una la directora les dijo: ‘Acá no acepto monstruos’. Ellos se fueron llorando».

Por suerte encontró otro colegio que le abrió sus puertas, donde hizo la primaria y la secundaria, fue escolta y se recibió con notas brillantes. «Nunca se sacó menos de ocho, ni se llevó nunca ninguna materia», contó su hermana Romina. Y luego de estudiar en un profesorado y recibirse con 10 consiguió su primer trabajo: «Fue ad honorem en un jardín. Un día me vio la supervisora y me dijo: ‘vos no tenés marco legal’. Entonces la directora, el centro vecinal, mis compañeras y los padres firmaron para que fuese titular. Así conseguí que el intendente me diera el cargo». Hoy tiene la responsabilidad de educar a 150 chicos de primera infancia. Y todos la adoran.

Noe llegó a Quién quiere ser millonario con la intención de conocer a Santiago del Moro «y también al Oráculo». José María se fundió en un abrazo y se sentó a su lado para acompañarla. Luego de contestar correctamente la pregunta de los 180 mil pesos, la cordobesa se animó a bailar cuarteto con el conductor.

La participante avanzó en el juego con total seguridad, haciendo gala de una gran cultura general y sin necesidad de comodines, hasta las instancias mayores. Así llegó a pasar sin dificultad la instancia del medio millón de pesos. Lamentablemente, un error en la pregunta «¿Cuál de las siguientes actrices se graduó en Psicología en la Universidad de Harvard?» (la respuesta correcta era Natalie Portman) la devolvió a los 180 mil pesos.

De todos modos el dinero que ganó le alcanza para cumplir su sueño: «Primero ayudar a una amiga que tiene una familia muy humilde y un hijo con discapacidad, y después viajar con mi familia para conocer Disney». Noe se fue ovacionada por todo el estudio, y con el mismo optimismo y entusiasmo con el que llegó: «Todos los que me discriminaron son los ‘monstruos tristes’, y yo soy el ‘monstruo feliz’. A la sociedad le quiero decir que no baje los brazos, que siga trabajando y estudiando con amor, que todo se puede. ¡Siempre los brazos para arriba!».

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
11
También podría gustarte
Comentarios
Loading...