Sin categoría

La llegada de "De Rossi", tapando la realidad del fútbol argentino

Llegó el italiano campeón del mundo y el hincha argentino revolucionó. Por momentos, nos olvidamos de lo que realmente está pasando en AFA...

VICKY-1
VICKY-1

29-07-2019

Un comienzo de Superliga con cambios de reglamento a última hora y la inédita llegada de un campeón del mundo europeo a nuestro fútbol.

Mientras que en la Asociación del Fútbol Argentino se reunían los presidentes de los clubes que conforman la Superliga a menos de una semana de su arranque para determinar cuantos descensos había, De Rossi se robaba las cámaras, las redes sociales, y la atención de todo fanático del fútbol nacional.

Hace tiempo que es normal ver como se maneja AFA, y quienes la componen. El 2019 inició con problemas en el arbitraje, bastantes graves, una "Primera Nacional" (sí, así se llama ahora a la tradicional B Nacional, o torneo Nacional B), modificada y transformada casi a medida de lo que los clubes del interior pretendían (la división de dos zonas, sin beneficiar a nadie por ahora), con una fecha de inicio en potencial, entre otras cosas. Y una Superliga que hasta horas antes de su inicio del viernes pasado, no estaban definidos los descensos. La desprolijidad abundó pero un solo nombre lo tapo por ratos.

¿Quién imaginaba a un campeón del mundo jugando en tierras argentinas? ¿Al compañero de Francesco Totti? La novela de Nicolás Burdisso, mananger del club Boca Juniors con Daniele De Rossi se comenzó a escribir en las primera semana de junio, en medio del mercado de pases. Sonaron tantos nombres que ya nada era creible. La insistencia fue tanta, que los medios italianos comentaron sobre la posibilidad del retiro del fútbol del jugador. Así se seguía, jornada tras jornada, la posible llegada del volante al xeneize mientras en AFA, no había novedades sobre la estructura del torneo.

Y los últimos doce días de julio, estuvieron más allá de lo que se creía posible, específicamente en el mundo Boca. Si bien llegó el "Toto" Salvio, un refuerzo de jerarquía y selección, la llegada de De Rossi superó todo tipo de expectativas. Miles de hinchas amaneciendo en Ezeiza esperando su avión, pegados a las redes sociales viendo que movimientos hacía el italiano, y la locura que desató apenas puso el pie en territorio argentino.

En la noche de ayer, el debut de los de Alfaro en la Bombonera, ovacionaron a Daniele De Rossi, que estuvo sentado en el palco observando a sus compañeros enfrentar a Huracán. Si, ni siquiera jugó dos minutos y ya tuvo su primera ovasión. (Lo que es el fanatismo-obsesión por los colores, ¿no?)

Todas las tapas de diario rondaban con la cara del nuevo "vikingo", ya que tiene su parecido a Ragnar Lothbrok. La ceguera fue tanta, que dejamos pasar nuevamente varios errores arbitrales en la ¡primera fecha de la Superliga! (un penal no cobrado a Racing por mano en el área, el de Vélez, el regalito a San Lorenzo para hacer el tercer gol y quedarse con el partido ante Godoy, el agarrón en el área a favor de Huracán y otro penal sin cobrar, el gol mal anulado de Aldosivi, y la lista puede seguir). Pero a nosotros nos importa que un campeón del mundo eligió el fútbol argentino para jugar los últimos minutos en su carrera.

A todo esto, la imaginación fue más alla: ¿Lo ves a De Rossi, en Paraná jugando contra Patronato? ¿Yendo a la Paternal a jugar con el "Bicho" y no poder bañarse post-partido por que las duchas no funcionan? ¿Discutir con Andres Merlos infinitas veces por lo mal que dirige?

No hay sospecha que la competencia nacional ha perdido valor y es una pena, porque en ella los detalles y lo circunstancial son menos decisivos. Es ahí donde mejor pueden medirse las virtudes del juego de un equipo, ese bien innegociable que nunca podrá ser reemplazado a base de carácter, personalidad y liderazgo.

Y volviendo a la Superliga, finalmente, se llegó al acuerdo donde los promedios se mantienen y serán tres los descendidos a la Primera Nacional, con la idea de alcanzar ese año los 20 equipos en la máxima categoría. Un datito por si se les pasó, con la movida del italiano que (posiblemente) este martes tendrá su debut ante Almagro por Copa Argentina, referencia no menor.

Temas relacionados Sin categoría