Carlos Carrillo

Reparación histórica: una respuesta concreta a los jubilados

La Reparación Histórica fue una de las primeras medidas que el Gobierno Nacional impulsó.

Columna-de-opinion-Carlos-Carrillo
Columna-de-opinion-Carlos-Carrillo

22-10-2018

Fue un antes y un después para muchos jubilados luego de una vida de trabajo. Hoy son más de 1,3 millones los jubilados que están cobrando esta mejora en su haber mensual. Es el programa aprobado por la ley 27.260, del año

2016, ampliamente aprobada por el 82% de las fuerzas políticas en el Congreso, por el cual el Estado reconoce que se calcularon en forma deficiente los haberes iniciales de muchos jubilados o que se los actualizó en forma insuficiente (sobre todo en el período de 2002 a 2006). Todo esto, en función de los criterios establecidos por la Corte Suprema de Justicia. A partir de ese reconocimiento se dispuso hacer un recálculo de haberes y ofertas de pago para corregir esas situaciones.

Al aceptarlas, las personas renuncian a los juicios que eventualmente tengan en trámite, o bien resignan la posibilidad de iniciar una demanda por reajuste de haberes.

El procedimiento general dispuesto por la ley exige que el jubilado exprese su aval a la oferta en la página web de la Anses, y que luego firme un acuerdo con el organismo, que es enviado a la justicia previsional en forma electrónica para su homologación.

En muchos forma electrónica para su homologación. En muchos casos, sin embargo, por razones de edad, enfermedad o por la cuantía de la mejora, el reajuste se empezó a pagar sin que el beneficiario hiciera un trámite en forma previa.

Luego se dispuso, para estos casos en particular, un plazo límite para aceptar la propuesta y firmar el acuerdo, en caso de que esa sea la decisión del jubilado. El rechazo tendría lugar si se opta por hacer un reclamo en la Justicia al entender que, de esa manera, se obtendrá un incremento mayor.

Es muy posible que esto último ocurra (depende en todo caso de la fecha de jubilación), porque los índices de actualización establecidos por la ley de Reparación Histórica para recalcular los haberes no son los mismos que los que los fallos judiciales ordenan utilizar.

Sobre este tema, hoy la Anses mantiene un pedido formal a la Justicia: pretende que las sentencias dispongan que los ajustes se hagan con los mismos índices previstos para las ofertas del plan de Reparación Histórica. La Corte Suprema tiene ahora en sus manos esa cuestión.

Para aquellos casos en que los beneficiarios recibieron la propuesta y no la aceptaron (ni siquiera expresando esa opción en la página web, que es el primer paso) deberán seguir las siguientes indicaciones:

Ingresar en el sitio web de la ANSES (www.anses.gob.ar) con su Clave de la Seguridad Social, sección Mi ANSES (si aún no cuenta con una Clave de la Seguridad Social, puede generarla acá). Clave de la Seguridad Social, puede generarla acá).

Dentro de Mi ANSES, deberá ingresar en la opción “REPARACIÓN HISTÓRICA”, deberá hacer click en “CONSULTAR” y luego acceder como “BENEFICIARIO”. En caso de estar incluido en el programa, el sistema mostrará una pantalla donde va a ver el monto actual de su jubilación o pensión y el nuevo monto con el ajuste propuesto para el beneficiario por ANSES.

Si está de acuerdo con la propuesta ofrecida por ANSES, deberá ACEPTAR el nuevo haber y designar un abogado que lo represente.

Su abogado, por su parte, también deberá aceptar representar, y aceptar la misma propuesta de Reparación Histórica aceptada por el beneficiario.

Luego tendrá que suscribir la propuesta con su huella digital. Para esta gestión, puede dirigirse sin turno a las terminales de los bancos donde cobra sus haberes, o con turno a las oficinas de ANSES.

También deberá homologar la propuesta. Se trata de un trámite electrónico entre ANSES y el Poder Judicial mediante el cual la ANSES envía el acuerdo suscripto a la Justicia para que sea homologado.

Una vez notificada la homologación, ANSES modificará el valor de la jubilación del beneficiario. Si corresponde el pago de retroactivos, este se abonará en dos etapas:

el 50% en efectivo al momento de la homologación.

y el 50% restante en cuotas trimestrales, ajustadas por la Ley de Movilidad durante 3 años.

Para los que recibieron la propuesta y aún no hicieron el trámite acompañado de un abogado, en la provincia de Jujuy se dispuso de un mecanismo de patrocinio gratuito con el Centro de Acceso a la Justicia (CAJ). Es importante que los jubilados y pensionados que quedan pendientes de realizar la aceptación y homologación del convenio se puedan acercar y coordinar la realización del trámite en Anses y de esta manera puedan ver restablecida esa diferencia en su haber mensual.

Acompañar al jubilado en programas como éste, con un alto impacto social, debe ser una prioridad en cada uno de los organismos, los cuales deben garantizar un trabajo en conjunto e interdisciplinario, como se hizo en la provincia con los Centros de jubilados, el Centro de Acceso a la Justicia y la Defensoría Oficial, y ayudar a los jubilados en el uso de nuevas tecnologías o, más bien, para el correcto manejo de las mismas.

Temas relacionados Carlos Carrillo Opinión