Deportes
COPA DEL MUNDO

Qatar dio marcha atrás y prohibió la venta de alcohol en los estadios del Mundial

El país anfitrión informó del cambio de planes apenas dos días antes del inicio del torneo. Los hinchas podrán consumir cerveza Bud Zero en los 64 partidos, indicaron.

estadio de Qatar
estadio de Qatar

18-11-2022

Los organizadores de la Copa del Mundo prohibieron la venta de toda cerveza con alcohol en los ocho estadios del torneo y sus alrededores.

La FIFA había acordado previamente con Qatar, país que no permite la venta libre de alcohol, que en los estadios también se podría beber cerveza. El cambio de planes trascendió apenas dos días antes del inicio del Mundial en Qatar. Los hinchas sí podrán consumir cerveza sin alcohol en los 64 partidos, informó la FIFA.

Según el diario británico The Times, la decisión se tomó tras presiones de la familia real catarí a la FIFA. Según se informó en un comunicado, “tras las conversaciones mantenidas entre las autoridades del país anfitrión y la FIFA, se ha tomado la decisión de centrar la venta de bebidas alcohólicas en el FIFA Fan Festival, en otros lugares de encuentro de los hinchas y en los locales con licencia, eliminando los puntos de venta de cerveza del perímetro de los estadios de la Copa Mundial de la FIFA 2022″.

Queda por ver cómo se resiente el patrocinio que la Copa del Mundo tenía con Budweiser, distribuidor oficial de cerveza durante el torneo y que ahora solo podrá vender su versión sin alcohol en los estadios. La respuesta, hasta el momento, de Budweiser, fue publicar un tweet con el siguiente mensaje: “Bueno, esto es incómodo”

En su comunicado, los organizadores de la Copa del Mundo agradecen al grupo AB InBev, dueños de Budweiser, por su “comprensión” y precisan que la marca mantiene la posibilidad de vender cervezas sin alcohol alrededor y dentro de los estadios.

Qatar es un país en el que el consumo de alcohol está muy restringido: solo se permite la venta y la ingesta a personas mayores de 21 años en algunos hoteles, restaurantes y bares con licencia, pero nunca en la calle u otros lugares públicos.

Durante el Mundial esta normativa se ha relajado, pero sigue sin poder comprarse alcohol en supermercados, además de precios elevados, con un litro de cerveza por encima de los 10 dólares y una copa de whisky alrededor de 40 dólares.

Además, una peculiaridad de este Mundial es que las autoridades cataríes establecerán áreas de recuperación para aquellos hinchas que se encuentren en estado de embriaguez, según explicó en una entrevista en Sky News Nasser Al-Khater, director ejecutivo de Qatar 2022.

Este cambio proyecta además una sombra sobre los otros compromisos del emirato musulmán conservador para acoger el Mundial.

“Algunos aficionados quieren tener una cerveza en el partido, otros no. Pero el verdadero asunto que este cambio ilustra es mucho mayor: la ausencia total de comunicación y de transparencia del comité de organización hacia los hinchas”, denunció la FSA, asociación de aficionados ingleses, que se espera sean miles el lunes durante su primer partido contra Irán.

Preguntados de manera regular sobre la situación de hinchas LGBTQ+ en un país en el que la homosexualidad está criminalizada, las autoridades han repetido que “todo el mundo sería bienvenido sin discriminación”.

Temas relacionados mundial Qatar 2022