Internacionales
MÁXIMA TENSIÓN

Bolivia: la trama detrás del paro que desde hace un mes jaquea a la región más rica del país

La fecha del censo nacional enfrenta al gobierno de Luis Arce con la oposición, pero también revela una lucha de poder dentro del gobierno. La sombra del expresidente Evo Morales

censo bolivia
censo bolivia

21-11-2022

La grieta no es patrimonio exclusivo de la Argentina. Tampoco las internas que sacuden al oficialismo. Las elecciones en Brasil dejaron bien en claro que estas fisuras políticas y sociales pueden ser aún más profundas. Bolivia es otro ejemplo de división en sociedades polarizadas. Un paro que se acerca al mes de duración en la rica región de Santa Cruz de la Sierra, un fuerte bastión opositor, dejó al descubierto un escenario de duro enfrentamiento gobierno-oposición y de luchas abiertas dentro del mismo oficialismo por espacios de poder.

“Este es un país muy polarizado y políticamente están en juego muchas susceptibilidades. La gente progobierno es muy susceptible en relación con la gente antigobierno y la gente antigobierno es muy susceptible sobre la gente progobierno”, resumió a TN el analista boliviano Ricardo Calla, exministro de Asuntos Indígenas y Pueblos Originarios durante el gobierno de Carlos Meza (2003-2005).

El origen del conflicto es el censo nacional que el gobierno de Luis Arce, del Movimiento al Socialismo (MAS), convocó para 2024. La oposición reclama que se realice el año próximo tras su postergación en 2022 por razones técnicas no detalladas. La polémica por los plazos de la consulta se debe a que sus resultados determinarán un nuevo panorama demográfico que tendrá un impacto directo en la asignación de recursos por coparticipación federal y en el número de bancas en el Congreso que le corresponderá a cada región.

“La oposición cruceña sospecha que la postergación busca que los resultados no lleguen a estar reflejados en las elecciones de 2025 y de esa manera Santa Cruz, que ha recibido una fuerte inmigración interna en los últimos años, se vea perjudicada en la repartición de fondos y en el aumento de bancas legislativas que creen dejará el censo” por el aumento de la población en la zona, indicó Calla. El último censo se realizó en 2012.

El paro cívico lleva casi un mes y mantiene paralizada a Santa Cruz de la Sierra

El paro indefinido en la mayor y más rica región de Bolivia comenzó a las 00:00 del sábado 22 de octubre por iniciativa del Comité Impulsor del Censo 2023 y el Comité Cívico de Santa Cruz, entre otras organizaciones. Ha dejado al menos cuatro muertos y decenas de heridos. El reclamo es simple: exigir al gobierno de Arce que convoque el censo para octubre de 2023 y que deje sin efecto el decreto que fija la fecha de la consulta para el 23 de marzo de 2024.

Pero hay algo más profundo. “El trasfondo hay que verlo en la gran crisis que se vivió en 2019 con la caída de Evo Morales en medio de denuncias de golpe. Desde entonces, la oposición acusa al MAS de fraude y los del MAS acusan a la oposición de golpistas. La susceptibilidad es el contexto general”, resumió Calla.

El paro ha paralizado la región con piquetes que impiden el tránsito, la acumulación de basura en las calles, enfrentamientos y el desabastecimiento general. También ha habido masivas concentraciones y cabildos abiertos que decidieron la continuidad de la medida.

No hay actividad de ningún tipo, aunque el paso del tiempo ha comenzado a desgastar la protesta”, señaló el analista.

Las claves de la crisis que golpea a Bolivia

En ese marco, son cuatro las claves de la crisis que sacude hoy a Bolivia.

  • Bastión de la oposición. Santa Cruz es el principal baluarte opositor del país. Está gobernado por Luis Fernando Camacho, a quien el oficialismo señala como impulsor de un golpe que llevó a la salida de Evo Morales del gobierno en 2019.
  • Crecimiento demográfico. La región ha recibido una fuerte oleada migratoria interna en los últimos años. Se trata del departamento más rico del país y es un foco que atrae a migrantes internos que buscan mejores condiciones de vida. Se estima que la región tendrá 5 millones de habitantes para el 2030 frente a los alrededor de 2,8 millones actuales.
  • Fondos coparticipables y bancas en el Congreso. El nuevo censo debería reflejar un fuerte aumento en la población del departamento (provincia) cruceño. Ese incremento tendrá un impacto en los fondos de coparticipación federal y en el número de bancas de Diputados. A mayor población, más fondos y más escaños. El gobierno afirma que no están dadas las condiciones técnicas para celebrar la consulta el año próximo.
  • Tribunal Electoral. El censo debe reflejar esa nueva composición legislativa y la reorganización de los recursos coparticipables. Sin embargo, el órgano electoral debe procesar primero todos los datos, una tarea que no es rápida. La oposición teme entonces que la nueva situación demográfica no se refleje en las elecciones previstas para el 2025. Por ello reclaman que la consulta se celebre el año próximo. El gobierno se mostró abierto a hacer esos cálculos sobre datos “provisorios”, pero el plan fue rechazado en forma enfática.

En ese marco, este lunes comienza el tratamiento en la Asamblea Legislativa de la ley del censo que incluiría la asignación de escaños antes de 2025, una condición para resolver el conflicto.

Las peleas internas en el gobierno que deja al descubierto el paro cívico de Santa Cruz de la Sierra

El paro dejó además heridas visibles en el gobierno. El presidente Arce se viene mostrando inflexible ante la oposición. Pero Evo Morales puso algunas piedras en el camino: “Hay que preguntar quién ha suspendido (el censo), por qué de 2022 a 2024. Llama la atención. Ha habido una decisión política de suspender de 2022 a 2024″ el censo de población y vivienda, indicó.

Además, afirmó que “al margen de que el censo es técnico, también es una cuestión política” y contó que ya le había advertido a Arce que “acercar el censo a la fecha de las elecciones (del 2025) va a traer problemas. Seamos sinceros porque están en disputa recursos, en la parte económica, y en lo político los escaños, así nomás, para qué vamos a mentir. Alguna mano negra la ha suspendido”, sentenció.

Para Calla, las “palomas” del gobierno dieron al principio señales de que se podría adelantar el censo para 2023, pero los “halcones” quieren mantener la fecha para 2024.

En ese marco, “Evo Morales mueve agresivamente sectores del campesinado y genera un cerco a la ciudad de Santa Cruz. Quiere crear un clima de convulsión porque ya empezó la interna del MAS. Evo quiere ´quemar´ a Arce obligándolo a reprimir. Y al mismo tiempo quiere dañar a los sectores que impulsan el paro porque participaron en su caída en 2019″, indicó.

En Bolivia no es un secreto para nadie que Arce y Morales tienen montada una batalla interna de difícil resolución. “Morales lo critica cada día a Arce por no haber buscado una solución rápida al conflicto. Hoy el país tiene un gobierno central dañado, una oposición combativa y a Evo Morales que es visto como alguien que actúa sin reparos contra su gobierno, que él mismo ha armado. Aparece como un opositor”, concluyó Calla.

Fuente: Todo Noticias

Temas relacionados