Internacionales

Interpol detuvo a "Matungo", clave en la trama de contrabandistas argentinos y narcos brasileros

La fuerza también arrestó a Carlos León Ocampo en Paraguay. Ambos tienen antecedentes por tráfico de armas.

01-08-2019

Interpol detuvo en Paraguay a dos hombres acusados de ser los nexos entre una megabanda de contrabandistas argentinos y grupos criminales brasileros que mantienen sangrientas peleas por el control del narcotráfico en la región como el Primer Comando Capital (PCC) y el Comando Vermelho. Uno de ellos es Eduardo Ramírez Cantero, alias "Matungo", señalado como un temible traficante de armas en el país vecino.

Cantero nació el 5 de enero de 1968 en Paraguay. Para los detectives que lo capturaron se trata de un "pesado" dentro del mundo criminal. Lo vinculan a la organización desbaratada en el Operativo Palak, definido como el secuestro de armas más importante de la historia por el Ministerio de Seguridad de la Nación. Su rol habría sido clave en la estructura: está acusado de poner a disposición la logística para entrar las armas de manera clandestina a su país, para luego venderlas a los traficantes de droga en Brasil.

Desde 2015 hasta 2018, el paraguayo intercambió numerosos mensajes con Román Ragusa, uno de los principales detenidos de la causa, con referencias a la compra y venta de armas, accesorios y municiones. Según la investigación, las armas eran enviadas mediante encomiendas en empresas de transporte de pasajeros. Una vez que llegaban del otro lado de la frontera, eran trasladadas hacia Pedro Juan Caballerodonde operan el PCC y el Comando Vermelho.

El presunto contrabandista no cayó solo. Interpol también detuvo a Carlos Federico León Ocampo quien aparece en el expediente a partir de un allanamiento en el que se encontraron armas en Paraguay, procedentes de Rosario y Formosa dirigidas a su nombre. El procedimiento fue realizado en 2016 por la Secretaría Nacional Antidrogas de Paraguay quienes determinaron que la entrada del armamento se hizo deforma clandestina para el mercado negro.

La organización de contrabandistas desbaratada en junio se dedicaba a la venta de armas, a través de una triangulación entre Estados Unidos, Europa, Argentina, Paraguay y Brasil. Gendarmería incautó 1.235 armas, 808 bombas, 200.000 municiones, 740.655 pesos, 136.533 dólares, 43.780 euros y 16 vehículos en allanamientos realizados en en la Ciudad de Buenos Aires, el conurbano, Bahía Blanca, Santiago del Estero, Córdoba, Rosario y General Roca.

Ocampo aparece vinculado al narcotráfico y también tiene antecedentes por tráfico de armas. Registra 104 movimientos migratorios desde Argentina a Alemania, Paraguay, Uruguay, Chile y Brasil.

La causa aún no está cerrada. Los investigadores continúan detrás de los movimientos financieros de los involucrados en la mega estructura criminal dedicada a la compra y venta de armamento en el mercado negro internacional. Los dos capturados en suelo paraguayo habrían utilizado empresas como pantalla para ingresar los cargamentos ilegales.

Fuente: Todo Noticias

Temas relacionados Internacionales Principal