Juegos Evita 2018

El deporte incluye: Bruno posee una malformación y superó todo gracias al handball

Está en los Evita. El santacruceño tiene 15 años, y a pesar de no tener su brazo derecho, desafió todos los prejuicios.

bruno-ok
bruno-ok

25-10-2018

Y en estas competencias nacionales, donde la vivencian jóvenes de todo el país, se van conociendo historias emocionantes, historias de vida que demuestran que cuando uno realmente quiere, las cosas se pueden lograr. Y que el deporte es un camino que ayuda a muchas personas a mostrarse al mundo sin prejuicios.

Bruno Troncoso tiene 15 años, es de Caleta Olivia, y una malformación en su brazo derecho no lo detiene para ser una de las figuras del equipo de handball convencional de la provincia de Santa Cruz en los Juegos Nacionales Evita Juveniles.

"Cuando era más chico no me gustaba mostrarme mucho, pero cuando empecé a jugar al handball me empecé a sentir uno más. El deporte me permitió no tener ningún complejo", confesó.

Los 20.000 jóvenes que participan de los Juegos Nacionales llegan a los distintos escenarios deportivos con expectativas, sueños, adrenalina y ganas de disfrutar del deporte que aman junto a chicos de todo el país y, así, escribir su propia historia.

Historias como la del santacruceño Bruno Troncoso, que continuó la tradición familiar de sus cuatro hermanos, y desafió todos los prejuicios gracias al handball.

“Bruno es un chico que juega muy bien y le suma mucha actitud al juego. Para nosotros es un jugador más, aporta en lo deportivo y suma al grupo humano que formamos, algo que priorizamos a la hora de sumar los refuerzos para el torneo”, dice su entrenador, Gabriel Torrengo.

El ídolo de Bruno, Diego Simonet, no dudó en dejar un mensaje y felicitar al joven por su valentía.

Temas relacionados Deportes Juegos Evita 2018