Jujuy Ahora

Buscan declarar de interés las celebraciones en honor a la Virgen de Río Blanco y Paypaya

El proyecto busca revalorizar las honras a la Patrona de Jujuy, las cuales se realizan durante todo el mes de octubre en la provincia.

virgen-de-rio-blanco
virgen-de-rio-blanco

05-10-2022

Comenzó uno de los meses más importantes para la feligresía católica, el mes para honrar a la Patrona de Jujuy, la Virgen de del Rosario de Río Blanco y Paypaya.

En este marco, la senadora nacional Silvia Giacoppo presentó un proyecto que busca declarar de interés las celebraciones en honor a la Virgen de Río Blanco y Paypaya.

“Durante el mes de octubre, Jujuy celebra la fiesta de mayor convocatoria provincial y el pueblo jujeño exterioriza su enorme devoción a Nuestra Señora del Rosario de Rio Blanco y Paypaya”, destaca la senadora en sus fundamentos.

En 1960 la Virgen del Rosario de Rio Blanco y Paypaya fue nombrada por el papa Juan XXIII, como la Patrona de Jujuy, rindiéndosele culto en el mes de octubre.

La historia de la Virgen se une a las leyendas de los comienzos de la colonización americana. Se sabe que españoles y aborígenes de aquella región atribuían milagrosos poderes a la Virgen del Rosario, que aparecía durante los feroces ataques indios provenientes del Chaco.

Envuelta en su manto deslumbrante, cercada por una luz sobrenatural, la imagen de la Virgen logró en más de una oportunidad, que los atacantes retrocedieran salvando así la vida de sus fieles y de aquella naciente población jujeña.

La colonización se dificultaba por la cantidad de tribus que habitaban la región, entre las que se encontraban los Paypayas, pueblos nómades por naturaleza.

Hacia 1659 los Paypayas, Osas y Ocloyas sufrieron las consecuencias de una terrible epidemia y el Vicario de Jujuy, que en aquella época era don Pedro Ortiz de Zárate, atendió a los Paypayas durante diez años.

“Es precisamente, donde cuenta la historia, que la aparición de la Virgen fue primero en las rústicas chozas de los Paypayas; y la fe fue penetrando en sus corazones por lo que rindieron sus armas y facilitaron a los misioneros la conquista evangélica”, indicó en su texto la senadora.

“La celebración a esta advocación se vincula a la Catedral de San Salvador de Jujuy y a la Capilla, ubicada en Rio Blanco, encontrándose en cada uno de los lugares la imagen de la Virgen. Esta última habría sido trasladada en el año 1714 a esa población de fértiles valles destinados para el cultivo. El acta de su traslado y una campana con una inscripción “SOY DE NTRA SRA. DEL ROSARIO DE PAYPAYA-1696” se conservan en la Iglesia Matriz”.

Según la tradición jujeña, Nuestra Señora del Rosario de Río Blanco y Paypaya presidió los actos de la primera bendición de la bandera argentina el 25 de mayo de 1812.

“Durante el mes de octubre, Jujuy celebra la fiesta mariana de mayor convocatoria provincial. El pueblo jujeño, demostrando su profunda fe religiosa, manifiesta su gran devoción a la Virgen Nuestra Señora del Rosario de Río Blanco y Paypaya y lo celebra con diferentes actividades en toda la provincia. La adoración a la Virgen del Rosario y Paypaya perdura con el paso de los años y cada vez son más los devotos que participan de la peregrinación”, finalizó en su presentación Giacoppo.

Temas relacionados