Jujuy Ahora

Una familia jujeña necesitó más de $57.000 para no ser pobre en marzo

Así lo indicó la Dirección Provincial de Estadística y Censos. En tanto que una familia de cuatro integrantes necesitó $26.636,96 para no caer en la indigencia.

ditanciamiento-circulacion-cuarentena-coronavirus-jujuy
ditanciamiento-circulacion-cuarentena-coronavirus-jujuy

23-04-2021

Una familia jujeña necesitó $57.275,52 en marzo para no ser pobre, según los últimos datos brindados por la Dirección Provincial de Estadística y Censos (Dipec). A nivel nacional se necesitaron $60.874 para no llegar a esa situación.

La Canasta Básica Total (CBT) para una familia tipo Hogar 2 en Jujuy aumentó 4,5 % en relación a febrero y una familia de 4 integrantes necesitó el mes pasado $57.275,52 pesos para evitar ser pobre en materia de ingresos.

En tanto la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que se utiliza para medir la indigencia, para cuatro miembros, dos adultos y dos hijos menores de edad, sufrió un incremento del 3,4% y una familia necesitó $26.636,96 para no llegar a esta situación.

La variación interanual de la CBA fue de 56,2 % y de la CBT resultó 49,7 % en Jujuy.

A NIVEL NACIONAL

La canasta básica total (CBT), que mide la línea para no caer en la pobreza, registró en marzo un aumento del 5 por ciento, por encima de la inflación minorista.

Así lo informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), que precisó que una familia de 4 integrantes necesitó el mes pasado 60.874 pesos para evitar ser pobre en materia de ingresos.

En tanto, la canasta básica alimentaria (CBA), que se utiliza para medir la indigencia, subió 4,5 por ciento y una familia necesita $ 25,685 para no llegar a esta situación.

También te puede interesar: La canasta básica aumentó 5% en marzo y una familia necesitó más de $60.000 para no ser pobre

CÓMO SE CALCULAN LA CANASTA BÁSICA ALIMENTARIA Y LA CANASTA BÁSICA TOTAL

La canasta básica alimentaria (CBA) se determina tomando en cuenta los requerimientos

normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para que un varón adulto, entre 30 y 60

años, de actividad moderada, cubra durante un mes esas necesidades.

Se seleccionan los alimentos y las cantidades en función de los hábitos de consumo de la población, a partir de la información provista por la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares (ENGHo).

Dado que los requerimientos nutricionales son diferentes según la edad, el sexo y la actividad de las personas, es necesario hacer una adecuación que refleje las características de cada miembro de un hogar en relación con sus necesidades nutricionales.

Para ello, se toma como unidad de referencia el requerimiento energético (2.700 kcal) del varón adulto y se establecen relaciones en función del sexo y la edad de las personas, construyendo así una tabla de equivalencias que se presenta en el cuadro 4. A esa unidad de referencia se la denomina “adulto equivalente”.

Para determinar la canasta básica total (CBT) se amplía la CBA, considerando los bienes y servicios no alimentarios. La estimación se obtiene mediante la aplicación del coeficiente de Engel (CdE), definido como la relación entre los gastos alimentarios y los gastos totales observados en la población de referencia.

Temas relacionados Jujuy Jujuy Ahora