Nacionales

Destruyó un auto para apagar la alarma que no dejaba de sonar

El vehículo tenía la ventanilla partida en dos y los fusibles desparramados en la calle.

17-04-2018

Un joven de 29 años salió a festejar el cumpleaños de un amigo por Palermo, en Buenos Aires, y cuando volvió a su auto, a pocas cuadras del lugar, se dio cuenta de que se lo habían destruido. Sin embargo, no se trataba de un robo. En las horas que estuvo afuera, la alarma del vehículo no paró de sonar y un vecino enfurecido la detuvo a los golpes.

Según denunciaron las personas del lugar, a partir de las 20 comenzó a escucharse una alarma que duró hasta la 1, y tras la queja de varias personas, una patrulla llegó al lugar para ver qué era lo que sucedía. Los efectivos se encontraron con el auto bien estacionado, y no figuraba como robado, por lo que no podían hacer nada a pesar de que sonaba la alarma.

Después de varias horas, la alarma se silenció sorpresivamente. A los pocos minutos, un vecino se comunicó de nuevo con la policía, pero por otro motivo: el vehículo tenía la ventanilla rota. "Eso no es todo. Me rompieron la fusilera del auto, sacaron todos los fusibles y los tiraron a la calle. Además, al no poder abrir el capot desde adentro del auto me destruyeron la parrilla y una óptica. Querían desconectar la batería", relató el joven dueño del auto a un medio nacional.

"Para el vecino no fue suficiente el daño. Con algún elemento punzante rayó toda la pintura de la parte trasera del auto", detalló.

Fuente: Todo Noticias.

Temas relacionados Nacionales Principal