Nacionales
ECONOMÍA

El Gobierno postergó la revisión integral de las tarifas de luz y gas por un año

A través del decreto de necesidad y urgencia publicado en el Boletín Oficial, el Gobierno extendió la renegociación de las prestadoras de los servicios públicos de transporte y distribución de energía eléctrica y gas natural que estén bajo jurisdicción federal.

nota-tarifa
nota-tarifa

07-12-2022

El Gobierno prorrogó por un año el plazo para avanzar con la nueva Revisión Tarifaria Integral (RTI) por la cual las empresas que brindan los servicios de transporte y distribución de energía eléctrica y gas natural acuerdan los incrementos que repercutirán en la factura final de los usuarios. La medida se oficializó a través del decreto de necesidad y urgencia 815/2022 que se publicó este miércoles en el Boletín Oficial.

Además, se prolongó en el mismo decreto -y también por un año- la intervención en los entes nacionales de regulación de la Electricidad (ENRE) y del Gas (Enargas) hasta que entren en vigencia los nuevos cuadros tarifarios resultantes de los acuerdos definitivos de la RTI.

La suspensión de la revisión -que debía haberse realizado en los últimos dos años- no supone modificaciones en el esquema de segmentación de tarifas que impulsó el Ejecutivo. Según pudo saber TN, la redistribución de subsidios continuará sin cambios, con las categorías y los topes que están previstos.

En concreto, la finalidad de la RTI es ordenar un mecanismo desigual por el cual algunos usuarios pagan más o menos de lo que deberían en función de sus ingresos. De esta manera, como toda revisión, cuando se concrete, transformará los acuerdos vigentes.

Los argumentos de la postergación

“Los servicios públicos de electricidad y gas desempeñan un papel esencial en el desarrollo económico y social, por lo cual su accesibilidad resulta indispensable para los hogares. Las políticas tarifarias aplicadas desde 2016 hasta 2019 implicaron una reducción de los ingresos de los hogares en términos reales, con incrementos tarifarios muy por encima de los ingresos de la población, en un contexto de grave crisis económica”, indicó el decreto.

”Sumado a ello, es de público conocimiento que el conflicto desatado entre Rusia y Ucrania determinó una nueva y más significativa suba de los precios internacionales, especialmente del gas natural licuado (GNL) y del gasoil, commodities a los que la Argentina debe acceder anualmente en el invierno para complementar la producción nacional de gas natural y abastecer la demanda interna invernal tanto de gas por redes como de generación eléctrica por centrales térmicas”, puntualizó el DNU.

Fuente: TN

Temas relacionados