Nacionales
CRIMEN Y JUSTICIA

El juicio por el crimen de Báez Sosa: la fiscalía pidió prisión perpetua para los ocho rugbiers

Además, la fiscalía pidió que se investigue a TIC y Guarino por falso testimonio

Los rugbiers imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa. Imagen: Télam.
Los rugbiers imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa. Imagen: Télam. Los rugbiers imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa. Imagen: Télam.

Somos Jujuy por Somos Jujuy | 25-01-2023

Los fiscales pidieron que los ocho imputados sean condenados a prisión perpetua por el delito de “homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas en concurso ideal con lesiones".

Además, solicitaron que TIC (el rugbier N°11) y Juan Pedro Guarino sean imputados por falso testimonio.

Los alegatos que iniciaron hoy pasaron a un cuarto intermedio por 40 minutos.

El fiscal Gustavo García llevó adelante el alegato de la fiscalía. “Es un homicidio doblemente agravado con alevosía”, aseguró.

Esta mañana, Gustavo García, uno de los fiscales que interviene en el juicio por el asesinato de Fernando Báez Sosa, señaló en su alegato que los ocho acusados atacaron a la víctima “por sorpresa, a traición y sin ninguna posibilidad de defenderse”.

El representante del Ministerio Público Fiscal inició el alegato con la exposición de unas filminas, con las que repasó la prueba presentada a partir de los testimonios de cuatro amigos de Fernando y tres empleados del boliche "Le Brique" de Villa Gesell, para referirse al incidente en el interior del lugar, que consideró "el móvil" que generó que lo mataran afuera.

La fiscalía exhibió las imágenes captadas adentro del boliche y analizadas por la Policía Federal Argentina, donde, según dijo García, "se observa a Máximo Thomsen señalando a alguien".

"Estamos convencidos de que era a Fernando y luego hace un gesto amenazante", expuso el fiscal.

Luego se reprodujeron en la sala de audiencias los videos sincronizados del momento en que son expulsados del boliche tanto el grupo de acusados como el de Fernando. 

García dijo que tras la expulsión de "Le Brique", los acusados permanecieron "alrededor de siete minutos cerca de Fernando y sus amigos, acordando durante ese período de tiempo matar a Fernando Báez Sosa esperando el momento adecuado para hacerlo".

El abogado defensor, Hugo Tomei, cuestionó técnicamente la reproducción del video analizado por García porque entendió que "se asemeja más a una prueba que a un alegato" y consideró que es "un montaje" y "una prueba nueva" no adecuada para esta instancia. 

La presidenta del Tribunal, María Claudia Castro, dijo que el apoyo fílmico del alegato "es una metodología aprobada" y permitió que el Ministerio Público siguiera adelante.

García continuó con su alegato e hizo referencia a que "la alevosía agrava la menor posibilidad de defensa de la víctima" por una "situación de indefensión" y que "esta indefensión puede provenir por la inadvertencia de la víctima y también ser provocada por el agente".

"Consideramos de acuerdo a la prueba que se dieron las dos situaciones", sostuvo.

En cuanto al concurso premeditado de dos o más personas, señaló que puede "ser instantáneo", "no requiere mucha deliberación" y que en este caso los imputados "siete minutos antes de iniciar el ataque se encontraron en la misma vereda a pocos metros de Fernando".

"De alguna manera en este hecho hubo una estrategia o una planificación de cómo iniciar el ataque", dijo.

El comienzo de los alegatos del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa arrojó esta mañana un dato que provocó revuelo: los celulares de los rugbiers Enzo Comelli y Blas Cinalli, dos de los ocho acusados del asesinato ocurrido el 18 de enero de 2020 en Villa Gesell, fueron secuestrados el domingo pasado por personal del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) para investigar si realizaron publicaciones en redes sociales.

Con información de Télam e Infobae