Nacionales
JUICIO

La declaración de una testigo que complicó a los rugbiers: "Uno dijo 'le rompí toda la jeta'"

Andrea Ranno es la empleada de un hotel ubicado cerca de Le Brique, el boliche frente al cual mataron a golpes a Fernando Báez Sosa en enero de 2020.

Testigo caso de Fernando Báez
Testigo caso de Fernando Báez

Somos Jujuy por Somos Jujuy | 06-01-2023

La recepcionista de un hotel de Villa Gesell que está ubicado en la misma cuadra del boliche “Le Brique”, en cuya puerta mataron a golpes a Fernando Báez Sosa en enero de 2020, declaró que escuchó a uno de los agresores decir “le rompí toda la jeta, viste” y “le llené la jeta de sangre”, mientras el grupo de jóvenes pasaba frete a ella “riendo, festejando entre ellos, todos”.

LA ACTITUD DE LOS RUGBIERS TRAS EL ATAQUE A FERNANDO BÁEZ SOSA

“Todos se sentían partícipes de ese festejo”, aseguró Andrea Ranno al declarar ante el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Dolores, y agregó que los rugbiers “venían muy exaltados, muy contentos, contentísimos y felices”.

En un tramo de su declaración, cuando reprodujo los textuales del agresor al que escuchó, la testigo miró a los padres de Fernando sentados en la sala y les pidió perdón.

La madrugada del crimen, el 18 de enero de 2020, Ranno estaba en su puesto en el hotel “Inti Huasi”, ubicado a media cuadra de “Le Brique”. Según dijo, minutos después del ataque a Báez Sosa vio pasar a al menos ocho rugbiers, por lo que cuando llegó el personal de la Delegación Departamental de Investigaciones habló con la policía.

A MÁXIMO THOMSEN LA TESTIGO LO VIO “SACADO”

Ranno comprometió a Máximo Thomsen al dar características que coinciden con él la noche del crimen. Dijo que uno “tenía una camisa negra rota, el cabello revuelto” que caminaba “adelante” y “de manera desaforada, con los puños cerrado y la cabeza baja, sacado”.

Al principio, Ranno pensó que el grupo quería atacar a Thomsen, pero luego se dio cuenta de que “venían festejando porque todos habían participado de la pelea. Venían festejando esa secuencia”.

Al salir del tribunal, Ranno dijo que les pidió disculpas a los papás de Báez Sosa porque contar cómo los agresores lo mataron “es como volver a matar al hijo delante de ellos”.

UNO POR UNO, EL ROL QUE HABRÍAN TENIDO LOS RUGBIERS EN EL CRIMEN DE FERNANDO:

  • Máximo Thomsen (23 años): es quien está acusado de darle a Fernando golpes de puño y por lo menos dos patadas en la cabeza, cuando la víctima ya estaba tirada en el suelo. Lo filmaron atacando y escapando de la escena del crimen. Un informe reveló que una zapatilla de él, la cual tenía sangre, impactó en la cara de Báez Sosa.
  • Ciro Pertossi (22 años): los investigadores creen que empujó a Fernando. En una filmación tomada por Lucas Pertossi, se lo ve atacando a la víctima por la espalda y dándole golpes de puño.
    Enzo Comelli (22 años): es otro de los que apareció en el video de Pertossi. Para la Justicia, es uno de los primeros atacantes, junto a Ciro. De acuerdo a las imágenes, golpeó a los amigos de Fernando para evitar que pudieran defenderlo.
  • Blas Cinalli (21 años): también está presente en las grabaciones, en las cuales se lo ve golpeando a Tomás, otro amigo de Báez Sosa, con piñas y patadas. Las autoridades creen que tuvo un rol secundario en el crimen. Encontraron material genético de él en las uñas de Fernando.
  • Matías Benicelli (23 años): la Justicia lo ubica como “el arengador” en medio de la golpiza a Fernando y Tomás. Un peritaje de ADN lo complica en la causa, ya que se encontró sangre de la víctima en su camisa.4
  • Luciano Pertossi (21 años): está acusado de participar en la pelea adentro del boliche y su ropa se encontraba dañada. Tanto él como Alejo fueron expulsados por una puerta distinta al resto de los imputados. Fue uno de los últimos en llegar al ataque y se lo puede observar en grabaciones dándole golpes a un amigo de Fernando. Todavía no se sabe si atacó o no a Fernando. La fiscal lo ubica golpeando a los amigos.
  • Lucas Pertossi (23 años): el camarógrafo del grupo. Era quien filmaba los ataques de la patota y la Justicia lo señala por grabar el comienzo de la golpiza, para luego sumarse a la misma. Lo colocan como agresor de Tomás.
  • Ayrton Viollaz (23 años): es el único que al momento de la detención no tenía celular, ya que lo vendió para poder viajar con sus amigos. Al igual que el caso de Matías Benicelli, está acusado de tener el rol de “arengador”. No se lo ve golpeando a Fernando ni tampoco a sus amigos. Pese a esto, estaba muy cerca de Thomsen al momento del ataque mortal.
  • Juan Pedro Guarino (22 años): estaba con el grupo en el boliche y en el momento que son expulsados. En la agresión se lo ve cruzado de brazos a metros del hecho. Espera a sus amigos y se va con ellos del boliche hasta la casa que alquilaban. Poco después, le mandó un mensaje a su novia, diciéndole que volvía para Zárate. La Justicia lo liberó por falta de mérito en el ataque.
  • Alejo Milanessi (21 años): es el único rugbier que no fue registrado en la rueda de reconocimiento y tampoco es ubicado en la escena del crimen. Debido a que él y Luciano fueron expulsados por otra de las salidas de la discoteca, los investigadores creen que nunca llegó a la pelea. Se lo observa esperando al resto y yendo con Ayrton para la casa. Está en libertad por falta de mérito, al igual que Guarino.

Fuente: Todo Noticias.

Temas relacionados