Nacionales

Murió en un hospital tras esperar cinco horas para que lo atiendan

Un hombre de 64 años, que padecía de diabetes y alcoholismo crónico, aguardó por los médicos y falleció en la sala de guardia. La Justicia y el Ministerio de Salud investigan el caso

hombre-muerto-2
hombre-muerto-2

26-07-2019

Un hombre de 64 años que sufría diabetes y alcoholismo crónico falleció el martes último en un hospital de Rosario luego de aguardar más de cinco horas para que lo atiendan. El Ministerio de Salud de Santa Fe reconoció que se produjo “una demora importante” y confirmó que se inició una investigación sumarial, paralela a la judicial, para determinar qué sucedió en el Hospital Provincial del Centenario.

El episodio ocurrió el martes pasado, cuando Juan Carlos Borini llegó para ser atendido en el efector público. De acuerdo al subsecretario de Tercer Nivel del Ministerio de Salud, Adrián Rascón, el paciente no presentaba un cuadro “de gravedad”.

El ingreso en el hospital se produjo alrededor de las 16. Borini decía estar descompuesto y con dificultades para respirar. A las 21.30 se confirmó su desfallecimiento, luego de que otras personas que aguardaban para ser atendidas alertaran de la situación al personal médico del lugar.

“Le tocamos el brazo y estaba frío, sin pulso”, aseguraron las personas que lo acompañaban en la sala de guardia. “Este hombre estaba esperando y se murió. Qué vergüenza”, grita una mujer en un video que se viralizó con las imágenes del hombre fallecido. Distintos testimonios indican que no presentaba un buen aspecto y que además había niños y una mujer embarazada que esperaron ser atendidos durante varias horas.

La víctima se movilizaba en una silla de ruedas ya que le habían amputado una pierna. Los médicos del Centenario plantearon que además de la diabetes padecía un problema crónico de alcoholismo. Era habitual que lo atendieran allí. En sus declaraciones al fiscal de la Unidad de Homicidios Culposos, Walter Jurado, explicaron que incluso el día anterior al fallecimiento también se presentó en la guardia con malestares y le aconsejaron que se quedara internado. La respuesta de Borini, siempre de acuerdo a los profesionales, fue negativa.

Tras constatarse el fallecimiento los pacientes y algunos familiares de la víctima comenzaron a quejarse por la situación. Se produjeron incidentes en la sala, por lo que la seguridad privada del lugar debió convocar a personal policial y la situación pudo controlarse.

El fiscal solicitó la historia clínica del paciente y aguardará el resultado de la autopsia que se le practicará en el Instituto de Médico Legal para determinar las causas del fallecimiento y las medidas que tomará para continuar con la investigación judicial.

“Abrimos una investigación interna dentro de los procesos de atención. De lo sucedido se desprende que ha habido alguna especie de demora, pero no tenemos claro la cantidad de tiempo real que trascurrió. Atravesamos una etapa de alta demanda, como sucede en el invierno, en la cual se saturan las guardias”, planteó el funcionario del ministerio de Salud en diálogo con LT8.

Aunque admitió que la espera se extendió cuatro horas dijo que la situación tras la consulta del paciente no parecía grave. “Igualmente tenemos que ir viendo qué pasó. Los familiares esgrimieron que venían a un control por su patología de base, que eran varias. Era una paciente de riesgo, pero no daba la gravedad, sino que era un control”, aseguró Rascón.

Temas relacionados Nacionales Principal