Polémica

Un portón “antiladrones” provoca problemas entre vecinos

Una organización social instala un portón para evitar que malvivientes escapen luego de realizar hechos delictivos pero existen vecinos que se oponen a esa medida.

07a60d255a852413ae4590c15b587eaa_XL
07a60d255a852413ae4590c15b587eaa_XL

27-04-2018

El aumento de los robos y de distintos hechos de inseguridad generó que militantes de la organización Tupaj Katari tomen la determinación de instalar un portón “antiladrones” en uno de los accesos al barrio El Chingo, ubicado en calle Argañaraz y Urquiza en el límite con el caso céntrico de la ciudad.

Sin embargo, una vecina llamada Nélida Tolaba, manifestó en la mañana del viernes, momento en que los militantes intentaban colocar el portón, que la organización Tupaj Katari no cuenta con el permiso necesario para la instalación.

“Quieren cerrarnos el acceso al barrio y no lo vamos a permitir. Solo contamos con dos lugares para ingresar al vecindario y con esto que están haciendo nos impiden circular libremente”, expresó la vecina.

Otra de las residentes del lugar de nombre María defendió la medida tomada por la organización social porque "hay mucha inseguridad en la zona" y "los ladrones utilizan ese sector para escapar de sus atracos".

Por otro lado, una integrante de la Tupaj Katari sostuvo que el trabajo que están realizando se enmarca en el Plan Argentina Trabaja y es un convenio que realizaron con Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

“Nosotros no estamos en contra de los vecinos sino todo lo contrario queremos protección para el barrio y para la gente que circula por la zona. El problema es que hay muchos robos de celulares y los ladrones utilizan esta entrada al barrio para escapar”, expresó la militante.

Por último, argumentaron que el portón no impedirá el paso porque no estará cerrado con candado sino que solo tendrá un pasador.

Temas relacionados Polémica Reacciones