Salud

Mentisan: 80 años del tradicional y “mágico” ungüento boliviano

La fórmula mentolada es la favorita de tres generaciones de familias en Bolivia. El producto también se exporta a Estados Unidos, Macao y Alemania.

24-04-2018

Para difundir y rescatar la historia de Mentisan, Laboratorio Inti pondrá en circulación 300 mil unidades de latitas de colección. Se trata de réplicas del primer envase del ungüento. De esta empresa que se divide en cinco plantas entre sólidos, líquidos, soluciones parenterales de gran y pequeño volumen, Aparicio conoce cada detalle de la planta de Mentisan. “Mi abuelita lo usaba porque está hecho de ingredientes naturales”, recuerda hoy sobre el ungüento, que se creó en 1938, cuando la empresa recibía el nombre de Droguería Hamburgo. Desde ese entonces el producto ingresó poco a poco a las familias bolivianas. En ese tiempo, la fórmula era distribuida a partir de un pequeño tanque de bronce que almacenaba 20 kilos del ungüento líquido. Este se repartía de manera manual en pequeños envases de metal.

Hoy ese proceso se realiza en un enorme recipiente de acero inoxidable 316 L, que tiene una capacidad de 1.000 kilos del producto. Cada día el tanque llena latitas metálicas de 15 y 25 gramos, además de los envases plásticos de 20, 40 y 60 gramos.

Para Gonzalo Muñoz, gerente técnico de la empresa, el olor es sin duda la característica más importante de este ungüento. Además, el aroma de este producto tiene la magia de ayudar a evocar recuerdos. “Nos embadurnaban con Mentisan”, dice.

“El Mentisan es milagroso”, comenta una de las personas que visita la planta de El Alto, donde se realiza el producto desde el año 1981. Esta idea se logró gracias a la combinación de ingredientes como eucalipto, pino, mentol, salvia, vaselina y alcanfor, entre otros.

“Mentisan revolucionó la industria farmacéutica de Bolivia con un producto noble y sencillo”

Para el gerente general de Inti, Christian Schilling, el éxito del producto se logró “a través de la constancia y la calidad”. Aunque aparentemente es sólo una pomada, la efectividad del producto fue la costumbre de las familias de transmitir su uso de generación en generación.

Temas relacionados Salud