Somos Mascotas

Rescataron a un gatito que había caído en una alcantarilla en Alto Comedero

Después de tres horas, con ayuda de los Bomberos Voluntarios, los vecinos del barrio lograron recuperar al animalito.

gato-rescatado
gato-rescatado

28-07-2019

La historia del pobre gatito inició en la jornada del viernes cuando una joven del barrio Alto Comedero escuchó el maullar del animal que provenía del interior de un desagüe ubicado en la avenida Forestal, al final del sector B 3.

Según el testimonio de Selena, solicito ayuda en la Delegación Municipal de Alto Comedero, en una veterinaria y en el cuartel de Bomberos de la Policía de Jujuy, pero no obtuvo una respuesta. Por eso motivo, decidió publicar su inquietud en las redes sociales, y el día sábado por la mañana un jujeño la ayudó para contactarse con los Bomberos Voluntarios de Alto Comedero.

En consecuencia, personal de Bomberos levantó la tapa de acceso a la alcantarilla de avenida Forestal e ingresó uno de los voluntarios para iniciar la búsqueda del animal. Parecía una tarea sencilla porque se escuchaba cerca el maullar del gato, pero no fue así. El gato al ver la presencia humana en su cercanía se alejó.

Debido a esta situación, la jefa de bomberos salió a la superficie para buscar otra alternativa. Al percatarse que a unos cuantos metros había otra tapa del desagüe, se la destapó con ayuda de unos hombres que se encontraban en el lugar.

De esta manera, dos bomberos recorrieron por distintas tramos de las alcantarillas pero el resultado fue negativo. El animal se había alejado de la zona de búsqueda, al parecer en dirección hacia el otro desagüe ubicado en cercanías de la ruta nacional 66.

Después de más de una hora y media de búsqueda, los Bomberos Voluntarios dejaron el operativo porque debían continuar con otra solicitud y se comprometieron a continuar más tarde con la tarea. Mientras tanto Selena y varios vecinos que había llegado al lugar decidieron continuar con el rescate del animal.

La ultima opción consistió en volver a ingresar por el túnel que desemboca en un brazo del arroyo Las Martas, a poco más de cien metros de la avenida Forestal, con alimento balanceado, para atraer al animal doméstico.

“Le lleve el alimento y lloraba demasiado, le empece a hablar y vino la gatita”, contó Jimena una de las vecinas que ayudó con el rescate.

Temas relacionados Somos Mascotas