Taekwondo

Taekwondo en cuarentena: Oscar Porto y Carla Savio transmiten sus clases online

Bajo el lema “Estamos lejos pero cerca”, alrededor de 12 aprendices, en cada turno, se conectan al programa Zoom para la cita deportiva tres veces por semana.

Porto-y-Savio
Porto-y-Savio

30-04-2020

Los instructores de la Asociación Jujeña de Taekwon-Do ITF Oscar Porto y Carla Savio, afianzan el vínculo a distancia con sus alumnos de todas las edades en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por la pandemia.

La propagación del virus Covid-19 por el mundo trajo como consecuencia la suspensión de todas las clases y actividades deportivas. Sin embargo, la Asociación Jujeña de Taekwon-Do ITF consolida el dictado de clases mediante la plataforma Zoom con gran adhesión y entusiasmo de sus seguidores.

“Desde la organización pensamos en continuar con nuestra actividad motivando a nuestros alumnos, estando en permanente contacto y desarrollando en cada uno de ellos el sentimiento del propio poder, fortaleciendo su autoestima e incentivándolos a seguir adelante más allá de los obstáculos que se nos presentan” afirmó Carla Savio (V Dan), directora de la asociación junto a Oscar Porto (V Dan), quienes cuenta con numerosos títulos nacionales e internacionales.

En el marco de la cuarentena dispuesta en nuestro país, los alumnos de esa prestigiosa escuela deportiva se conectan a internet en los horarios y días pautados para tomar la clase de Taekwon-Do como lo hacían habitualmente, esta vez a distancia mediante el uso de sus dispositivos móviles y con un programa que les permite mantener una reunión de hasta 40 personas en simultáneo.

Carla Savio y Oscar Porto imparten las clases desde el Do-Jang, la sala de entrenamiento formal de Taekwon-Do, mientras que sus alumnos lo hacen desde un espacio físico de aprendizaje diferente, sus hogares.

Al inicio de cada clase tanto instructores como alumnos activan sus cámaras y micrófonos para saludarse luciendo el protocolar uniforme que caracteriza a este arte marcial, el dobok.

Luego los micrófonos se apagan para escuchar las instrucciones de los maestros quienes detallan a través de la cámara la forma correcta de cada movimiento y supervisan su correcta interpretación.

Al finalizar la clase, se vuelven a activar los micrófonos para despedirse.

Carla Savio y Oscar Porto comprobaron durante el aislamiento que el entusiasmo de sus alumnos por continuar con la práctica del Teakwon-Do estaba latente y eso les generó un desafío nuevo, el de responder a esa demanda y el de mantener el entusiasmo.

Desde la Asociación Jujeña de Taekwon-Do se evalúa además la posibilidad de dictar una Master Class abierta a todos los interesados en el arte marcial de la Federación Internacional, como así también de retomar los exámenes para que sus alumnos no pierdan la posibilidad de graduarse.

“Practicar Taekwon-Do por Zoom es algo novedoso. Hay que adaptarse, buscar el espacio, te permite despejarte de lo que es la situación de aislamiento y volver a sentir que estás en el gimnasio entrenando junto a tus compañeros y eso es muy estimulante en el contexto actual”, indicaron los alumnos.

Temas relacionados Deportes Taekwondo