Voley

"Les digo a todos los chicos y chicas que sueñen en grande y vayan por sus objetivos"

Un ejemplo para los jóvenes jujeños es Rodri Soria, que saltó en poco tiempo a la máxima categoría del voley. Mira la entrevista exclusiva con el central.

26-04-2019

Rodrigo Soria, en poco tiempo y con mucho esfuerzo pudo cumplir su sueño de jugar en la máxima categoría del voley nacional. El ex jugador de Fundación Jujuy Voley, finalista de la Liga A2, jugará la próxima temporada en el club Ciudad de Buenos Aires en la A1.

¿Cómo se dio el fichaje del joven que lleva tan solo tres años en la vida del voley? En diálogo con el, nos comentó:

“El 'Tucu' (su entrenador) me venía comentando de que estaba la posibilidad de jugar en el club Ciudad de Buenos Aires, que venían pidiendo videos míos y referencia de como soy como persona, pero recién se hizo un poco más concreto cuando ellos se comunicaron con mi mamá que fue después de la primer semifinal que jugamos en Formosa".

En dicho encuentro ante Policial, el central jujeño fue clave para remontar y llevarse un gran partido, para venir a Jujuy con una ventaja para dar el salto a la final.

Aunque es difícil creer, Rodri lleva tan solo tres años en el ámbito del voley, ya que sus principios deportivos, estuvieron relacionado a otro deporte en relación a su altura.

“Siempre me he dedicado más al básquet, al voley recién llegue en el 2016, fue cuando la profesora Natalia Santellan me vio y me invitó a la Fundación. Probé me gustó y me quedé ahí. Tengo 17 años, si bien jugué algunos partidos para Sociedad Española, siempre fui jugador de Fundación”.

Es por eso, que no podíamos dejar de consultarle qué es Fundación Jujuy Voley en su vida.

Fundación es mi segunda familia, mi segundo hogar, me apoyaron a pesar de todo siempre, y referente no tengo uno solo, porque el grupo que me toco este año fue increíble tanto dentro como fuera de la cancha, no solo me ayudaron en el tema deportivo sino en la vida en general.”

“Creo que lo que a uno ayuda a crecer como jugador son los valores que uno aprende tanto en el club como en la casa, nuestro plantel se caracterizó por eso por la humildad, y sumado al trabajo duro que hace uno durante el año y da sus frutos".

Sin dudas que Soria tiene razón en lo que dice, un plantel que le devolvió vida al voley jujeño, que reunió a la familia en la cancha, que se destacó siempre por buenas acciones.

Y a los 17 años, “Látigo”, como le dicen sus compañeros, logró saltar a la Liga A1, la máxima del voley y la que sueña todo jugador cuando pisa una cancha, y dejó un hermoso mensaje para los jóvenes :

A los chicos decirles que sueñen en grande, que no se dejen influenciar por la gente y por las opiniones de los demás porque siempre va a haber alguien que no te quiere ver triunfar, y que hagan hasta lo imposible para conseguir sus sueños porque todo fruto tiene su recompensa y las cosas en algún momento se dan.

Temas relacionados Deportes Voley