Aberrante

Jujeña fue brutalmente golpeada y abusada en Salta

La joven es oriunda de Aguas Calientes, tiene 18 años y se encuentra internada en estos momentos. Por el hecho hay dos detenidos.

27-04-2018

Belén C. es una joven de 18 años. Nació en Aguas Calientes pero reside en Salta para completar sus estudios. En la madrugada del lunes su vida cambió para siempre: se dirigía a la parada de colectivos, cuando fue secuestrada, golpeada y abusada. Luego la ahorcaron con un cordón, y la dejaron en un baldío creyéndola muerta, en el sector sur de la vecina provincia. Sin embargo, la joven sobrevivió, reconoció a sus atacantes y actualmente se encuentra internada.

A cuatro días del hecho, los familiares y amigos de Belén, marcharon en su localidad natal para pedir justicia. Uno de los presentes, Rubén Montenegro, amigo de Belén, en comunicación con LW8, confirmó que la joven estudia en Salta, pero que nació en Jujuy.

Además Rubén indicó que por el hecho se encuentran detenidas dos personas, un menor de edad y otro joven de 18 años.

Estas personas fueron identificadas por Belén como partícipes del horrible momento que sufrió, ya que, cuando recobró la conciencia, se dirigió como pudo, dado que tiene graves lesiones, hacia la casa más cercana para pedir auxilio. En ese contexto habría dado los nombres de los detenidos, indicó su amigo.

El caso llegó a los medios nacionales, y, por supuesto, conmocionó a Aguas Calientes, donde realizaron una marcha esta tarde para pedir justicia por Belén.

EL FATÍDICO HECHO

El lunes a la madrugada, Belén fue secuestrada en un auto en donde había al menos tres personas más.

Según relataron fuentes policiales al diario La Gaceta de Salta, al subir al auto uno de los jóvenes que viajaba allí la tomó del cuello y comenzó a ahorcarla. Belén intentó defenderse pero poco pudo hacer cuando los atacantes se valieron de un cordón para dejarla sin aire.

Hasta ese momento llegan sus recuerdos. A partir de ahí perdió el conocimiento y lo recobró horas después cuando se vio golpeada y tirada en un descampado de la zona.

Varios golpes en el rostro la dejaron desfigurada, marcas en el cuello indican que fue ahorcada con un cordón y signos de haber sido abusada, son algunas de las secuelas físicas con las que quedó Belén.

A pesar de la violencia desmedida con la que fue tratada esa madrugada, la joven pudo ponerse de pie luego del ataque y dirigirse hacia una casa lindante al inmenso descampado donde fue abandona y que separa los barrios El Bosque y Santa Ana. Allí fue socorrida por una familia vecina que logró comunicarse con la familia e internada de urgencia.

Belén logró identificar a dos de sus atacantes, mientras que un tercero permanece prófugo de la Policía y de la Justicia.

Temas relacionados Aberrante Policiales