Internacionales
HISTORIA DE VIDA

Una modelo perdió el labio y parte de la nariz por el ataque de un perro pitbull

Brooklinn Khoury sufrió las mordeduras de la mascota de su prima. Tras el incidente se convirtió en influencer y sumó cientos de miles de seguidores en las redes sociales.

Modelo que sufrió la mordedura de un perro
Modelo que sufrió la mordedura de un perro

Somos Jujuy por Somos Jujuy | 04-01-2023

Brooklinn Koury es una joven skater y modelo de la costa oeste estadounidense. Estaba forjando su futuro en los castings de Los Angeles, quizás en algún momento de su vida soñaba con llegar a Hollywood. Un verano había recibido la invitación para pasar unos días en la casa de su prima en Arizona. Hacia allí fue a ver a su pariente, se habían criado juntas y tenían una muy buena relación.

Mientras cruzaba Estados Unidos en micro, no sabía que se estaba dirigiendo a un cambio radical de su vida. Todo se desencadenaría por el ataque de un perro. Brooklinn ya no sería la misma.

EL DÍA DEL ATAQUE

El 3 de noviembre del 2020, las primas ya estaban reunidas en el porche de la casa de Arizona. Se estaban retocando las uñas mientras charlaban de amores o del futuro cercano. Quizás de ir a alguna fiesta de la zona. Koury se hizo una selfi para su Instagram y notó un pequeño grano cerca de la boca y retocó la imagen antes de subirla. Un pequeño gesto que hablaba de la perfección con que trataba su imagen de modelo.

Las chicas estaban en la cocina y Brooklinn se acercó al perro de su prima, un pitbull de 8 años llamado Diesel. Ya conocía al animal de otras visitas anteriores y tenía un cariño especial.

“Yo lo acariciaba y le decía, 'Eres un buen chico'. Literalmente saltó de estar sentado a estar sobre mi cara”, recuerda Brooklinn a en una entrevista a la revista People.

Te puede interesar: La historia detrás de la foto del trasplante de rostro de Katie Stubblefield, una de las imágenes más impactantes de la pasada década

“Estaba de pie, y él estaba sentado, simplemente saltó. Y estaba literalmente, colgando de mi labio. Y mi primer instinto fue como, 'Dios mío, tírate al suelo'. Finalmente, sentí una liberación. Y luego, algo voló y golpeó la pared”, explica la chica sobre el día que cambió su vida.

Luego del ataque, toda su boca era pura sangre. “Miré hacia abajo y toda mi camisa era solo sangre, sangre por todas partes”, relata Brooklinn casi sin inmutarse y con el recuerdo aún a flor de piel.

La chica recordó que el animal “sacudía la cabeza como un juguete” y finalmente le quitó todo el labio superior y partes de la nariz.

Apenas pasado el primer shock del ataque, Brooklinn vio un bulto rosado en el suelo y se dio cuenta de que era su labio debido a la presencia del grano que acababa de recortar de su selfi. Lo envolvió en una servilleta y fue con su prima a un hospital. Mientras tanto, Diesel se acurrucaba en un rincón de la casa sin entender demasiado.

A pesar de su rápida respuesta, los cirujanos, desafortunadamente, no pudieron salvar el labio superior de Khoury.

Un mes antes del ataque del perro de noviembre de 2020, Khoury apareció en un artículo de Vogue sobre mujeres skaters, un gran momento para una influencer que en ese momento solo tenía 13.000 seguidores.

LA VIDA COMO INFLUENCER

Su carrera como modelo se detuvo después de sus cambios físicos, pero Khoury siguió muy activa en Instagram. Publicaba trucos de patinaje en el aire, con una venda en la cara o una mano cubriendo su nariz y el área de la boca lastimada.

Entonces, la modelo empezó a vivir su nueva vida. A luchar para aceptarse con la nueva fisonomía de su cara, pese a las miradas de impresión de las personas que la cruzaban por la calle. “La primera vez que me vi después de la cirugía fue aterrador - recuerda la chica-. Pero yo decía, 'está bien, es hora de amar esta nueva versión de mí misma por ahora'. Quiero que la gente sepa que no están solos si están pasando por algo como esto”.

Aquel 3 de noviembre del 2020, Khoury se preparaba con entusiasmo para filmar su primer comercial de televisión importante. Iba a surfear y andar en skate frente a cámara. Pero mientras visitaba a su familia en Arizona, el perro de su pariente se abalanzó sobre su rostro.

Se quedó sola en el hospital durante tres días debido a las restricciones de Covid-19. Su entonces agente le preguntó si “superaría” el accidente y haría la filmación del comercial. Ella dijo que no.

La pelea de Brooklinn ya lleva más de dos años en los cuales intentó varias cirugías para recuperar parte de los gestos de su cara. Al cumplirse 12 meses de las mordidas de Diesel, el perro pitbull de su prima, la joven hizo una reflexión en sus redes sociales.

Joven influencer
Joven influencer

“Hace exactamente un año mi vida cambió por completo. Este ataque me enseñó a amarme de verdad por dentro y por fuera, independientemente de lo que la gente tenga que decir. Me enseñó que la sociedad pone altos estándares en la belleza, pero la realidad es que todos somos hermosos a nuestra manera. Aprendí a tener paciencia con la forma en que la gente reacciona ante mi historia. Me enseñó a amar, incluso cuando no lo sentía de los demás. Me mostró lo preciosa que es la vida”, escribió la chica.

Tras el incidente, muchas veces Brooklinn pensó que no podría volver a sonreír. De hecho, se había olvidado como era su cara sonriente. Cada tanto volvía repasar las fotos de antes del ataque para reconocerse como esa chica pendiente de la imagen y que soñaba con llegar a Hollywood.

“Es una locura cómo tu vida puede cambiar tan dramáticamente en una fracción de segundo - escribió en otros de sus posteos virales de Instagram-. Estoy tratando de mantenerme lo más positivo posible sobre toda esta situación, pero seré honesta, tengo miedo sobre mi futuro, o si alguna vez podré volver comer normalmente”.

Brooklinn usa su cuenta de Instagram para mostrarse e inspirar a otras personas que tengan problemas similares. “Es una locura la cantidad de personas que se acercaron para compartir sus historias y experiencias. Los ataques de perros ocurren mucho más de lo que me había imaginado. No estoy aquí compartiendo mi historia para poner una mala luz sobre ningún perro o raza de perro. Simplemente estoy aquí para compartir lo que me sucedió y hacer que alguien que esté pasando por algo similar se sienta menos solo”, admitió la joven.

SACRIFICARON AL ANIMAL

Tras el ataque, el perro pitbull de su prima fue sacrificado. “Conozco a mucha gente que tiene esta raza de animales. Aman absolutamente a sus perros, y jurarían que nunca le harían daño a nadie. Vi pitbulls simpáticos, pero también conocí a la mascota de mi prima, que era simpático pero terminó atacándome -resaltó la modelo-. Entonces, para mí, tener un pitbull probablemente sería como tener un arma cargada; realmente no sabes lo que va a pasar. Es por eso que nunca tendría uno”.

Así, la chica tuvo su fama dentro de Instagram. En esa red social se muestra sin filtros, escribe mensajes inspiradores y cuenta como intenta reconstruir su rostro día a día con múltiples operaciones.

En estos casi tres años llegó a los 285 mil seguidores y el ataque de Diesel que le desfiguró la cara la convirtió en una celebridad, una influencer. Quizás de esa manera el camino ohacia Hollywood sea más corto. Comenzó a ganar alrededor de 1.000 dólares por publicación patrocinada y consiguió un montón de acuerdos de marcas importantes con compañías como DC Shoes.

Brooklinn incluso abrió su propio canal de YouTube, donde documentó su camino hacia la recuperación, y su primer video obtuvo casi 250 000 visitas y tiene más de 100.000 suscriptores.

En octubre del año pasado, Brooklinn reveló que estaba saliendo con la ex estrella del programa estadounidense Dance Moms, Chloe Lukasiak. Lo hizo como todo en su vida a través de Instagram. La chica publicó una imagen de ambas tomadas de la mano.

Tras varios intentos, Brooklinn se sometió a una cirugía reconstructiva. Durante el procedimiento, los médicos usarán la arteria de su brazo y la piel de su cuerpo para crear un tejido parecido a un labio. Costó unos 400.000 dólares y requerirá al menos cinco cirugías de seguimiento.

“Todo salió bien. El nervio, el tejido, la piel, todo está bien, vivo y sanando, lo cual es realmente bueno y raro”, dijo la chica tras la primera intervención.

La joven de 22 años admitió que muchas personas le decían que no publicara videos o fotos de su rostro debido a 'la forma en que se ve'. Pero decidió que quería ser abierta en cada paso del proceso, para poder ayudar a otras personas que pudieran estar pasando por algo similar. Así con su nueva cara ya presentada en sociedad, Brooklinn crece en las redes sociales y su sueño de ser una celebridad está cada vez más cerca. Algo impensado el 3 de noviembre del 2020, cuando el pitbull la atacó en casa de su prima de Arizona.

Fuente: Infobae.

Temas relacionados