Jujuy
ANÁLISIS

La Quebrada cumplió 21 años como Patrimonio de la Humanidad: las cuentas pendientes

Jorge Noceti, al frente de la conducción de Detrás de las Noticias junto a Claudia Figueroa, se refirió a la situación actual del sitio elegido por la Unesco en el año 2003.

Detrás de las Noticias -
Detrás de las Noticias -

Somos Jujuy por Somos Jujuy | 08-07-2024 21:29

En una nueva emisión de Detrás de las Noticias, Jorge Noceti, a cargo de la conducción junto a Claudia Figueroa, se refirió al aniversario de la declaración de la Quebrada de Humahuaca como Patrimonio de la Humanidad y a la necesidad de aplicar políticas para el resguardo y valorización del sitio.

“El 3 de julio se cumplieron 21 años de la inscripción de la Quebrada de Humahuaca en la lista de patrimonio mundial, me parece propicia la oportunidad para hablar de algunas cosas que pasaron en estos 21 años y dónde estamos parados”, introdujo.

“Esta categoría es sumamente importante y me parece que no fue comprendida del todo por los jujeños”, apuntó y sumó que la categoría de patrimonio cultural y natural “es como una simbiosis en la que una de las categorías no se puede explicar sin la otra, en cuanto el paisaje prefiguró la cultura y la cultura vino premarcada por el paisaje”.

Noceti sostuvo que “mucho se ha hecho, pero falta muchísimo por hacer”. En ese sentido, remarcó que “la inscripción trajo consecuencias negativas y positivas en esos tiempos con voces disonantes, trajo connotaciones de las cuales muchas no fueron ciertas y provocaron revuelo”. En tal línea planteó que “se dijo que iba a traer fondos nacionales e internacionales y eso no es cierto, porque ante una postulación el país asume el compromiso de invertir para preservar los valores del sitio”.

Asimismo, la declaración “generó el aumento desmedido en el valor de la tierra y eso fue motivo de preocupación para los habitantes. Eso se fue aplacando y está silente, como está sucediendo a nivel de la gestión del sitio”.

El conductor del ciclo remarcó que “la Unesco recomendó integrar la Quebrada a un sitio de mayor extensión como el Qhapaq Ñan, lo que fue conseguido porque el camino jujeño esta incorporado”.

“La segunda fue formular un plan de lucha contra las inundaciones, que no fue terminado, hubo acciones concretas pero no existe un plan sistemático que contemple todas las variables que involucra a una temática como esta”, consideró Noceti.

En tal sentido, recordó que “se hicieron muchas consultas con organismos pero falta es plan que permita controlar lo que se hace y los avances que se van teniendo”.

La tercera recomendación de la Unesco fue finalizar un plan de gestión, lo que constituye “quizás el talón de Aquiles”, teniendo en cuenta que “el diálogo en la Quebrada y entre los habitantes de la Quebrada es muy dificultoso e impidió que ese plan se pueda terminar”.

“La administración de este sitio requiere medidas adecuadas y coordinadas para tener presencia en el lugar y ordenar lo que está sucediendo”, expuso Noceti y apuntó que “la Dirección de Patrimonio tiene esta tarea y funciona en el ámbito de la Secretaría de Cultura, lo que debería ser modificado, necesita de un organismo independiente con participación de los pobladores y que no quede a merced de lo que a un funcionario se le ocurra”, sugirió.

“No puede ser que un funcionario nos someta a una decisión. Es indispensable que el sitio patrimonial tenga una estructura que le permita conservar los valores que motivaron su inscripción en la lista de patrimonio mundial”, resaltó el exfuncionario.

Finalmente, consideró que “este aniversario pasó sin pena ni gloria”, teniendo en cuenta que “no hay conocimiento de lo que se está haciendo”. Por ello, “el Gobierno debería tener una actitud comunicativa para que los jujeños y quienes nos visitan tengamos una visión especial de este sitio”.