Nacionales
CAUSA

Lucas Pertossi y Blas Cinalli intentaron despegarse del ataque a Fernando: "No hubo un plan para matar"

Con un discurso similar, ambos rugbiers rompieron el silencio en la última audiencia antes de los alegatos.

Blas Cinalli y Lucas Pertossi
Blas Cinalli y Lucas Pertossi

Somos Jujuy por Somos Jujuy | 18-01-2023

A tres años del crimen de Fernando Báez Sosa -el joven de 18 años asesinado a golpes a la salida de un boliche en Villa Gesell-, este miércoles se realizó la última jornada del juicio contra los ocho rugbiers acusados de matarlo. La defensa citó a dos peritos forense, que cuestionaron la autopsia realizada a la víctima. "Le pondría un cero", dijo uno de ellos.

La mayor expectativa estuvo en la declaración de los acusados. Lucas Pertossi y Blas Cinalli pidieron declarar: se despegaron de la golpiza a la víctima y negaron un plan para matar. De esta forma, solo tres de los imputados no hablaron durante las audiencias. 

Lucas Pertossi, uno de los ocho acusados por el crimen de Fernando, ocurrido el 18 de enero de 2020 en la localidad balnearia bonaerense, aseguró este miércoles que "en ningún momento" tuvo "intención de matar a nadie" y que no le pegó a la víctima, tras pedir declarar en el marco del juicio por el crimen, que se lleva adelante en la ciudad de Dolores.

"Siento mucha pena por todo lo que pasó, quiero aclarar que yo en ningún momento le pegué a Fernando Báez Sosa, en ningún momento lo toqué ni participé en un plan para matar a nadie", dijo el acusado ante el Tribunal Oral en lo Criminal 1.

Por su parte Blas Cinalli, otro de los ocho acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa, cometido el 18 de enero de 2020 en la localidad balnearia de Villa Gesell, aseguró que "todo lo que pasó fue una tragedia terrible", que "no hubo ningún plan" y que "en ningún momento" le pegó a la víctima, al solicitar declarar en el juicio que se lleva adelante en la ciudad de Dolores.

"Quiero empezar diciendo que lamento mucho todo lo que pasó, fue una tragedia terrible, falleció un chico de mi misma edad. No hubo ningún plan. No hubo planificación. No hubo ningún rol", dijo ante el Tribunal Oral en lo Criminal 1.

Negó los cargos en su contra e incluso habló del comienzo de una pelea. También, no reconoció haber participado de la premeditación de un homicidio y sus dichos apuntan a una pelea previa, consonante con la calificación de homicidio en riña que podría introducir la defensa en los alegatos:

"Yo voy a contar que estaba bailando con un amigo y una chica en la barra, había tanta gente que en un momento me quedo entre dos filas. Veo una ronda que se hace en la pista, veo un amigo que estaba agachado y un chico que le estaba por pegar. Me acerco y agarro al chico, quedamos los dos trenzados, empezamos a forcejear, caemos los dos para atrás y cuando nos pudimos parar, lo agarra un patovica".

Pidió que se proyecte un video, el que reveló la presencia de Luciano Pertossi, que también se le proyectó a Lucas. En el video se identifica, dice quien es, dice que "lo agarran, que se va, que vuelve y que como no quería seguir peleando se fue".

Luego, Cinalli pidió que se proyecten una serie de entrevistas concedidas por Burlando, donde el abogado refiere a los acusados como "hijos de puta", "cobardes", "energúmenos", "residuos escatológicos", "cagones, "mierda".

Cinalli dijo: "Eso es lo que viví en tres años. Una falta de respeto, no solo para mi madre, sino para todos los imputados. No le voy responder preguntas al particular damnificado. A la fiscalía voy a responder solo lo que se vincule a mí".

Fuente: Télam e Infobae.