Somos Jujuy
El diario digital jujeño más actualizado.

Fuego cruzado: Viales y Sitravip ¿Enemistados?

Trabajadores del área Logística de la Dirección Provincial de Vialidad denunciaron en la última edición de Jujuy Investiga, que el SITRAVIP los persigue porque ellos tienen el control del combustible, por cuyo manejo ya había sido investigado uno de los integrantes del gremio que, de hecho, tiene entre sus filas a otro sumariado con anterioridad, el ex jefe de personal de Vialidad y esposo de Marjorie Guaymás de Molina, la secretaria general del sindicato.

El estudio del equipo de Jujuy Investiga sobre la enemistad entre algunos trabajadores y los sindicalistas, surgió tras los posteos en Facebook que revelan las diferencias entre ambos, dónde el fuego cruzado incluye amenazas de alto calibre. En las entrevistas que surgieron con posterioridad, quedó demostrado que las diferencias son más profundas que las publicaciones e incluye acciones legales iniciadas tiempo atrás. Al momento de la redacción de éste artículo, la denuncia por esas amenazas en redes sociales hacia Miguel Marín por parte de Carlos Molina (integrante del sindicato), ya había sido radicada en la unidad de la División trata de personas y leyes especiales de la policía de la provincia.


El análisis de las pruebas de redes y otras más, nos llevó hasta la misma titular del gremio, Marjorie Guaymas quien con aparente predisposición (pero flanqueada de su esposo Carlos Molina y del secretario gremial Reinaldo Sosa), nos recibió en la planta alta de la sede de calle José de la Iglesia al 1378 para dar una entrevista. A pesar de sus objeciones y con cierta incomodidad accedió, aunque yo diría que casi a la defensiva de cualquier interrogante que no se sintiera cómoda de contestar, como finalmente sucedió. Después de la promoción de las actividades que cumplen en defensa de los trabajadores (discurso que conocemos los periodistas y que nos lleva buena parte del tiempo de una nota), llegó el momento de conocer si tenía o no objeciones a la creación del área Logística, ella admitió la legalidad de la misma y aclaró que el SITRAVIP no está en contra de los trabajadores del sector, que solo reflejaron el malestar de otros empleados. En un primer momento también desconoció que dos de los integrantes de su comisión directiva habían sido “observados” (quienes curiosamente eran los mismos que tenía a su lado), aunque luego admitió uno de los hechos, indicando a su esposo para que él responda. Carlos Molina trató de evadir la respuesta señalando que ya había cumplido la sanción, que desconocía el motivo de la sanción y que “no venía al caso” responder (¿?). En tanto Reinaldo Sosa, muy irritado y sin tapujos, admitió que él también había sido investigado por “robo de combustible”, pero nunca mostró los papeles que agitaba como prueba de su defensa.

Tengo que admitir que después que se apagó la cámara, recibí las disculpas de los entrevistados por su exaltación durante la nota periodística, pero la reacción de los gremialistas coincidió con el comportamiento que acusaron otros cuatro entrevistados más: los trabajadores que ya denunciaron ante las autoridades de Vialidad y ante el Ministerio de Trabajo la persecución de los integrantes del SITRAVIP.

Mirtha Sosa, quien expuso el hostigamiento permanente del gremio que lidera Marjorie Guaymas de Molina, es la Secretaria del área Logística y jefa de del Centro de Transferencia de Cargas que Vialidad instaló en Los Lapachos (en el desvío de la Ruta 66), en la localidad de El Cármen, donde los camioneros que llegan a la provincia dejan la mercadería que será luego es distribuida por transportistas locales, una de las medidas implementadas por el gobierno para evitar la propagación del coronavirus en Jujuy. Ella, junto a Miguel Marín, Guadalupe Polo y Rodrigo Palacios, entregaron las pruebas de todas las acciones iniciadas contra el gremio y también sumaron otro tema más reciente y no menos preocupante. Es que la misma Marjorie cuestionó la permanencia de un trabajador en el “Albergue” de la Dirección Provincial de Vialidad, u mecánico que solicitó un lugar para permanecer bajo techo durante la “pandemia”. Denuncia ésta que se realizó en el mes de mayo en la Seccional n°3 por parte del damnificado Javier Aguiar.

Mientras las actuaciones iniciadas, seguramente seguirán el curso legal que corresponden, me pregunto si no es momento de que esta pequeña porción del sindicalismo se replantee la ejecución de sus objetivos para que sea realmente en beneficio de los trabajadores, más aún cuando el marco de la pandemia exige un comportamiento que deje de lado las mezquindades de la política gremial y muestre dirigentes más humanizados para liderar a los trabajadores.

Hasta la próxima.

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
22
También podría gustarte
Comentarios
Loading...