Somos Jujuy
El diario digital jujeño más actualizado.

Adviento: una puerta a la esperanza

En su habitual columna, el padre Germán Maccagno nos habla del tiempo de preparación espiritual para la celebración del nacimiento de Cristo.

Con el mes de diciembre empieza también el tiempo del adviento. Es un tiempo de espera, pero sobre todo de esperanza.

La esperanza es confianza , porque si esperamos es porque confiamos en alguien, y el cristiano confía en el Señor.

Estamos en tiempos de desesperanza, en tiempos en que muchos señalan que ya no se puede confiar en nadie, en momentos históricos en donde hemos perdido la confianza en quienes nos dirigen, porque nos han defraudado una y mil veces.

Es muy difícil esperar cuando muchas veces te han fallado… Pero el cristiano no espera en promesas humanas, sino en las promesas de Dios. Espera en aquel que ha dado la vida por nosotros, en aquel que es EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA.

Adviento es un tiempo propicio como para renovar la confianza en Dios, un tiempo oportuno para reencontrarse con aquel que nos ama tanto que ha entregado a su Hijo y no ha medido esfuerzos por rescatarnos del barro del pecado y elevarnos a la categoría de hijos de Dios.

La próxima Navidad nos hace redescubrir el amor del Padre misericordioso y el modelo del “hijo de Dios” que en Cristo se nos manifiesta como un niño entrañable.

Dejemos que en este tiempo Dios entre en nuestro corazón, nos llene con su paz, con su amor, con su misericordia.

Adviento es oportuno para abrir puertas y ventanas al aire puro y fresco de un Dios que se hace uno de nosotros, para que nosotros nos transformemos en hijos de Dios.

Que de la simple espera pasemos a la esperanza y que la próxima Navidad nos encuentre renovados por una buena reconciliación con Dios que siempre viene, porque siempre está con nosotros y quiere habitar, hacer su pesebre, en nuestro corazón.

¡¡¡FELIZ ADVIENTO!!!

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
4
También podría gustarte
Comentarios
Loading...