Sabrina Galván

Tres filicidios en cuatro meses

Esta semana, varias situaciones llamaron nuestra atención antes del tradicional festejo del Día del Trabajador.

30-04-2018

Por un lado, el tarifazo anunciado por el gobierno nacional y el nuevo intento de la oposición de frenarlo en el Congreso sin éxito, nos tuvo durante toda la semana a la expectativa de la información. Aunque el anuncio incluya la posibilidad de pagar las tarifas de gas en cuotas durante el invierno sin conocer concretamente los intereses a aplicar, pusieron en alarma a todas las instituciones que en nuestro país agrupan a las pymes, quienes rápidamente solicitaron a las autoridades nacionales que revean la medida. Si se tiene en cuenta que las pequeñas y medianas empresas son las creadoras de más del 70 % de trabajo genuino en nuestro país, la suba de tarifas pone en jaque a quienes en distintas localidades de nuestra provincia, tienen emprendimientos con algunos empleados como panaderías, rotiserías, restaurantes o heladerías, entre otros, que verían sus ingresos diezmados para mantener esos comercios y los puestos de trabajo. El pedido del presidente Macri a las provincias de bajar los impuestos provinciales y municipales, no conforma a los contribuyentes ya que en algunos casos como el de Jujuy, no supone un gran ahorro para los dueños de las pymes y en muchos casos desfinancia a las comunas. La oposición en sus diversas formas, los distintos bloques justicialistas y la izquierda, anunciaron que insistirán en tratar la norma el próximo 9 de mayo. Mientras tanto, los consumidores domiciliarios como comerciales, tiemblan esperando las boletas emitidas desde abril.

Otro de los temas que preocupa, es la situación de muchos edificios escolares, en los que falta el mantenimiento básico que se debería haber concretado durante las vacaciones. Si bien ya abordamos este tema durante el principio del ciclo lectivo, siguen apareciendo falencias en edificios escolares que requieren acción inmediata para evitar poner en riesgo a nuestros niños y adolescentes. La reparación de sistemas eléctricos, el arreglo de techos, la revisión de los baños, entre otras situaciones, no requieren grandes inversiones y se podrían haber reparado durante enero y febrero. Otras escuelas en cambio necesitan construcción de aulas, comedores o cocinas para mejorar las condiciones edilicias. Las autoridades de Infraestructura Escolar argumentan que son muchos los edificios para mantener y lo sabemos, pero hay que empezar por algún lado para no poner en riesgo a las comunidades educativas.

Finalmente, y con el tercer filicidio en el año, es necesario que todos los jujeños reflexionemos sobre lo que pasa en nuestra provincia. En lo que va del año, tres inocentes niños, casi bebés, perdieron la vida aparentemente en manos de sus progenitores. El hecho de que se encuentren detenidos, no mitiga el dolor y el estremecimiento que nos provoca, que las personas más cercanas a sus hijos y que tienen a cargo su cuidado, con diversas excusas los ultimen. También nos hace pensar que hacen los organismos del gobierno que tienen que monitorear de cerca a las familias en estado de vulnerabilidad, con denuncias previas de maltrato de género o maltrato a niños. Muchas de estas situaciones, a veces son descubiertas por maestros y profesores quienes denuncian las situaciones, sin resultados inmediatos. La salud física y psíquica de un niño, no puede esperar decisiones burocráticas que ponen en riesgo su desarrollo como futuro ciudadano de bien de Jujuy. Estas denuncias requieren soluciones e intervenciones inmediatas, aunque siempre vemos que organizaciones no gubernamentales tratan de ayudar a los menores y frenar estas situaciones. Esta reflexión tiene que alcanzarnos a todos, para saber qué es lo que funciona de esta manera enferma en la sociedad jujeña, con creciente situación de crispación y violencia para tratar de resolver cualquier problemática. Esta es una tarea que nos queda para cada uno de nosotros y para saber cómo podemos ayudar a prevenirlas o evitarlas.

Temas relacionados Opinión Sabrina Galván