Somos Jujuy
El diario digital jujeño más actualizado.

Jaime Durán Barba: “Macri no es el líder de la oposición ni existe oposición”

En una entrevista con Infobae, el ex asesor presidencial admitió que le hubiera sugerido a Macri no viajar a Francia porque «no era oportuno». Además, se refirió al manejo de la crisis por parte de Alberto Fernández, al futuro de Horacio Rodríguez Larreta y al rol de Cristina Kirchner en el Gobierno

Jaime Durán Barba permanece recluido en Quito, su ciudad natal, mientras el mundo atraviesa la difícil prueba que representa la pandemia del coronavirus. Desde el penthouse en el que vive en la capital ecuatoriana, el consultor habló en exclusiva con Infobae y aseguró que “el mundo se está cayendo a pedazos”.

Acerca del presidente Alberto Fernández, consideró que es una “incógnita”. Sobre el viaje de Macri a París, afirmó que no fue una decisión acertada y que su futuro también es una incógnita: “Mauricio tendrá que escoger entre seguir haciendo política o dedicarse a otras cosas”. Además, destacó a Marcos Peña como uno de los políticos latinoamericanos de mayor prestigio.

— ¿Cómo se encuentra de salud y como está viviendo tantos días de aislamiento?

— Estoy bien pero el encierro me tiene loco, me tiene de muy mal genio. Entonces apago todo. Yo no soy para estar encerrado. No sirvo para eso. Ya llevo cinco meses en un departamento (risas).

— ¿En los últimos días se tuvo que hacer un hisopado?

— Sí, porque falleció la madre de mi socio Santiago Nieto y varios hermanos de él quedaron infectados. Temíamos estar infectados algunos amigos y me lo hice. Pero todo salió bien felizmente, el resultado me dio negativo.

— ¿Cómo se enteró del viaje de Mauricio a Europa y qué opina al respecto?

— Yo me enteré por la prensa. No sé, supongo que Mauricio tendrá que escoger entre seguir haciendo política o dedicarse a otras cosas que también son importantes como la fundación de la FIFA . Pero me parece que está en una situación intermedia que provoca problemas.

— ¿Uno de esos problemas puede ser que su viaje se interprete como “haber abandonado el barco” o abandonar el liderazgo de la oposición?

— Perón vivió 18 años afuera y no perdió ningún liderazgo.

Mauricio Macri en París (Infobae)

— Si Macri le hubiese consultado antes de viajar: “Jaime, viajo o no a París”, ¿usted qué le habría aconsejado?

— Le habría sugerido que no. Creo que no era oportuno. Pero cada uno tiene su punto de vista y respeto los puntos de vista de los demás.

— ¿Hoy Macri es el líder de la oposición?

— No es líder de la oposición ni existe oposición tampoco.

— ¿Cómo que no existe oposición?

— No. Hay mucha gente que opina mal del gobierno. Está por ejemplo el Pollo Sobrero, está en la oposición Espert. Hoy cada uno hace lo que puede.

— ¿Qué opina del acuerdo del gobierno con los acreedores?

— No tengo idea pero es bueno que haya algún acuerdo porque Argentina está muy aislada.

— La oposición elogió este acuerdo, ¿usted?

— No conozco el texto del acuerdo pero me parece bien que se evite un default. Un default sería muy grave para el país. Suficientes problemas tiene ya el país ahora, suficientes problemas tiene el mundo, porque el mundo está volando en pedazos, y Argentina está en el mundo. El que haya algún tipo de acuerdo y que haya algún frente de problemas que se cierran es una buena noticia para el país.

— Afirma que el mundo se está cayendo a pedazos, ¿dónde lo visibiliza más?

— En todo en realidad. Se venía ya dando un proceso de cambio del mundo muy radical que se expresaba en la elección de una serie de presidentes anti sistema que venía avanzando en el mundo, un Donald Trump, un Jair Bolsonaro, un Andrés Manuel López Obrador, que son personas que están fuera del sistema, que no vienen de una socialización en los partidos políticos. Por otro lado se ha dado una creciente independencia de los electores. En el mundo la gente cada vez consulta poco a los curas, a los sabios, a los intelectuales, y actúa conectándose entre sí a través de las redes sociales. Todo este nuevo mundo que ha ido surgiendo, motorizado en gran parte por los grandes centros de desarrollo del mundo que están en Silicon Valley en Estados Unidos, en el Silicon Valley de Inglaterra, Cambridge, en China, son enormes centros que producen en este momento gran parte de la riqueza del mundo pero no tienen fábricas. Esta es la revolución de la inteligencia.

— ¿Cómo describiría a esa revolución?

— Tener creatividad para hacer cosas distintas. Esos centros han generado un tipo de empresa como es Amazon, como es Facebook, como es Airbnb, como es Mercado Libre en el caso argentino, que son empresas que tienen otra lógica totalmente distinta, se basan en la confianza de los usuarios.

— ¿Se puede asociar hoy a la Argentina con la palabra confianza?

— Los argentinos tenemos un ego bastante grande. Alguien decía que el método para suicidarse primero en Argentina es subirse a su ego y tirarse para abajo. Pero este es un cambio que se ve en todo el mundo. Las sociedades más avanzadas parten de que el trabajo es en equipo. El único partido en América Latina que ha tenido esa lógica es el PRO. Cuando alquilaron su primer local ahí cerca de la Plaza de Mayo, en Balcarce, hicieron lo que a ellos les parecía que debían hacer, tumbar todas las paredes y no había oficinas.

— ¿Quién es el líder de Juntos por el Cambio?

— El que mida la gente con la mira.

— ¿A Horacio Rodríguez Larreta cómo lo ve en ese rol?

— Muy bien, es una persona muy preparada. Horacio es una persona que estuvo en el proyecto desde el inicio. En el año 2003 Horacio ya había sido binomio de Mauricio cuando perdieron las elecciones. Yo no estuve en esa elección. Los conocí a ellos en el 2004. Recuerdo cuando me llevó un chófer a un local del PRO y la primera persona con la que hablé fue María Eugenia Vidal, que en ese tiempo no era una persona famosa, estaba ahí ayudando. Pero María Eugenia Vidal, Gabriela Michetti, Horacio, Marcos Peña, son personas a las que conocí en ese año y que siempre han estado ahí.

— ¿Qué piensa cuando ve a Horacio Rodríguez Larreta sentado al lado de Alberto Fernández en un modo muy moderado, y que Alberto le dice “mi amigo Horacio”?

— Horacio es un ser civilizado. A mí me parece civilizado que los políticos hablen entre sí, que los políticos encuentren acuerdos.

— ¿Cómo ve a la vicepresidenta y en especial a su postura de no pronunciarse sobre la pandemia?

— Me parece que no es su papel opinar sobre la pandemia. No es médica, no sabe de esto ni es funcionaria de Salud. El que tiene que cargar el fardo es el Presidente de la República y el Ministro de Salud. Son los directamente responsables. Como en la Ciudad Horacio Rodríguez Larreta y el Ministro de Salud. Ellos son los que tienen el complicadísimo problema de afrontar lo que es a mi criterio el problema más grande que ha tenido la humanidad en toda su historia. ¡Nunca hubo una cosa como esta pandemia! Todos los días recibo informes de la Universidad John Hopkins, y hoy el que recibí afirma que la Argentina es el país, en números de muertos por millón, que afrontó más exitosamente la pandemia en el mundo después de Vietnam

— Tiene muchos amigos argentinos, ¿qué habla con ellos?

— Algunos están furiosos contra el gobierno.

— ¿Por qué?

— Porque dicen que esta pandemia es igual que cualquier gripe, que todos los años muere más gente por accidentes de tránsito o por problemas cardíacos que por la pandemia. Yo no sé, en materia de salud no sé nada, yo sé la diferencia entre el pie y la oreja aproximadamente, no mucho más. Pero la verdad es ésta, llevo encerrado meses. Amigos míos que hayan muerto en accidentes de tránsito no tengo ninguno. Amigos míos que hayan muerto por problemas cardíacos tampoco. Pero puedo dar los nombres de treinta personas, periodistas, intelectuales, políticos, todos aquellos con los que me he reunido y han estado en casa que se han muerto por Covid.

— ¿Cómo se está viviendo hoy la pandemia en Ecuador?

— En este momento en Quito todos los hospitales están totalmente ocupados. Un amigo mío tuvo un accidente de tránsito y no hubo ningún hospital que lo pueda recibir. No hay camas en ningún sitio. Está muriendo la gente en las salas de espera de todos los hospitales. Las cifras oficiales son pequeñas, dicen que son solo 10.000 muertos, en realidad hay más de 20.000. En un país que tiene 12 millones de habitantes. O sea, con el ritmo de muertos de Ecuador Argentina ahorita debería tener 80 mil muertos.

— ¿Destaca la actuación del gobierno argentino?

— Yo creo que es un tema ante todo político. Fue Fernández quien tuvo la sensatez de no ser fanático y de dialogar con la oposición. Porque no habría podido hacer lo mismo Macri cuando la oposición se dedicaba a derribar al gobierno con helicópteros, con manifestaciones y con locuras. Fernández tuvo una actitud sensata, Rodríguez Larreta aceptó eso. Y han trabajado conjuntamente Fernández, a quien yo no conocía mucho, Kiciloff que era un tipo tan fanático, personas que uno no creía que podían estar en la misma mesa.

— ¿Qué es lo que más le sorprendió de esta “unión”?

— Me sorprendió Kiciloff, no creí que tendría la actitud de trabajar con otros que no piensan como él. Pero me sorprendió para bien, porque yo creo que cuando está en juego la vida de la gente hay que dejarse de peleas y trabajar con quien sea para ayudar a la gente.

— ¿Qué opina de la reforma judicial?

— No conozco el contenido pero no es el momento de hacer una reforma me parece a mí. Aquí está lo que la gente supone. La inmensa mayoría de los argentinos cree que eso es para reformar la Justicia y favorecer a algunas personas.

— ¿Favorecer a Cristina por ejemplo?

— A Cristina como a otros. Yo no afirmo que sea ni que no sea así. Lo que digo es que la inmensa mayoría cree eso. Y en esa medida la reforma nace viciada, nace con problemas.

— ¿Y usted si fuera argentino qué creería?

— Hay muchas razones para creer eso. Pero yo nunca juzgo a las personas ni las cosas que piensan. La gente opina que esa reforma es para favorecer a Cristina y en esa medida no confían en ella. Yo me especializo en estudiar lo que opina la gente, no la realidad.

— ¿Si fuera un empresario argentino, cómo estaría?

— Querría una definición en realidad, ¿el gobierno va a expropiar empresas o no? No conozco Vicentín exactamente. No hay ningún país, ninguno, que se haya desarrollado o que se esté desarrollando expropiando empresas. Están las cosas al revés, por ejemplo, cómo es posible que un sindicato de camioneros, porque quiere hacer algún negocio, ataque a la empresa más moderna que tiene Argentina que es Mercado Libre. No, hay que ver cuántos cientos de miles de latinoamericanos, no argentinos, enfrentaron la pandemia gracias a Mercado Libre. Porque el que pudo vendió su licuadora vieja, todo el que pudo se compró algo. Mercado Libre tiene un rol social extremadamente bueno. Ojalá hubiese miles de empresas más, así.

— Un mensaje personal que quiera trasmitir a todos.

— Que la situación en el mundo y en Argentina es demasiado grave como para jugar a la política o jugar a la egolatría. Es el momento en que todos sin excepción deberíamos ceder un poco, reflexionar y ver cómo podemos hacer por un lado para superar la crisis.

— Para finalizar ¿Cómo se imagina de acá a un año el mundo?

— Es inimaginable. Yo creo que se viene una época muy mala, de rebelión general, de indisciplina general, de angustia general, porque este encierro, que fue mundial, no fue solo de Argentina, ha producido enormes daños económicos, de salud y sobre todo daños sicológicos. Yo creo que de esos daños no nos vamos a recuperar en años.

Fuente: Infobae

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
111
También podría gustarte
Comentarios
Loading...