Opinión

El “show” de las colectoras

Columna de opinión de Sabrina Galván.

01-04-2019

Esta semana, y ante la inminencia de las elecciones provinciales, se desató el “show” de las colectoras.

Tanto peronistas como radicales, habían planificado elecciones internas para definir las candidaturas para el próximo 14 de abril. En el primer caso se suspendieron presuntamente por la falta de fondos y convocando a una unidad que sería difícil de alcanzar en tan poco tiempo hasta el 9 de junio. En el caso del oficialismo, no se presentaron listas que intenten enfrentar a las decisiones de Gerardo Morales, para cuando regrese de China.

Se sabe que el justicialismo está dividido en dos sectores, que pujan por liderar el partido, y que difícilmente lleguen a un acuerdo con respecto a las posibles listas de candidatos en todo el territorio provincial, por lo que se supone que en muchos casos, apelarán a la conocida estrategia de habilitar colectoras, en cuanto se termine de definir si todos los integrantes del sector, apoyarán a una sola lista para gobernador o diputados provinciales. Esta fuerza política dividida, que otrora gobernó la provincia, no hace más que servir en bandeja las elecciones a la medida del oficialismo.

En tanto, Gerardo Morales, cuando regrese a la provincia de China luego de haber gestionado más fondos para la ampliación del parque solar en la provincia, tendrá que calmar a su tropa y a los partidos ajenos que lo apoyarán en su reelección, ya que todos están ansiosos por conocer a quienes ungirá el primer mandatario como candidatos.

Mientras tanto, las tropas del oficialismo, están tratando de convencer a ex afiliados de todos los partidos, a adherir con colectoras para intendentes y concejales en distintas localidades, aunque se supo que en las ciudades en las que contarán con candidato único al municipio serán en capital, San Pedro, Libertador y Fraile Pintado.

Esto lograría que el oficialismo arrastre gran cantidad de votos en el interior de la provincia, con el objetivo de sellar un nuevo mandato de Morales. Estas estrategias y la herramienta de la colectoras, permiten convencer a los heridos y decepcionados de otras fuerzas políticas con promesas que no sabemos si se cumplirán.

En fin, a medida que pasen los días se crisparán más los humores y se caldeará el ambiente político. Los ciudadanos, en cambio siguen enfrascados en sus necesidades económicas sin resolver.

Temas relacionados Opinión