Opinión

Autonomía política de Jujuy

Autonomía Política de Jujuy
Autonomía Política de Jujuy

Nahuel Flores por Nahuel Flores | 18-11-2022

El 13 de Diciembre de 1834, era derrotado en la batalla de Castañares, Pablo De La Torre, gobernador de Salta, tras esto se acrecienta la autonomía de Jujuy. Antecediendo a esta batalla, los motivos de esta se deducen de la declaración de la independencia política de Salta y la reafirmación de la Autonomía de Jujuy como una provincia separada del centro político del “Valle de Lerma”.

Hablar de la autonomía de Jujuy es material para una novela política y un profundo análisis REAL SOBRE HECHOS. El 18 de Noviembre de 1834, el cabildo jujeño designa a José María Fascio como Teniente de Gobernador de la provincia de Jujuy. Pero como todo en la historia del hombre, existen antecedentes y los primeros reclamos de Autonomía de Salta se registran desde 1811. En 1816 Teodoro Sánchez de Bustamante también alzo la voz en el congreso de Tucumán por la autonomía de Jujuy, pero tampoco fue escuchado.

Es innegable que, a partir de 1811, Jujuy lucha por su autonomía de Salta, podemos encontrar reiteradas cartas de Juan Ignacio Gorriti a Buenos Aires reclamando por esta separación.

Entiéndase que por aquel entonces las decisiones políticas y militares surgían de las capitales o localidades designadas, además de la elaboración de presupuestos y administración del escenario de guerra, en este caso SALTA. No existían la comunicación por mail (obviando por la época) y las disposiciones se realizaban sobre la marcha y muchas veces contrarias a las dispuestas por Buenos Aires (claramente la orden de retirada a Belgrano hasta Córdoba durante el éxodo, sin tener en cuenta la población norteña y el terreno estratégico) y Salta.

Los sucesivos conflictos políticos y estratégicos no se solucionaron, aun con la administración de Güemes, que tubo que descansar la estrategia en sus capitanes jujeños para sostener el plan Sanmartiniano. Todo esto, y los claros abusos (y coqueteos políticos de la elite de Salta con algunos realistas), las disposiciones del terreno estratégico y una marcada distancia geográfica hacen de la necesidad de un reclamo digno de lo que hoy llamamos “democrático y republicano”, pues ese es el sistema que adopto Jujuy.

Significar este hecho como un acto de traición o mero capricho jujeño, es solo reducir el debate o los fundamentos de este a una mera discusión entre “hinchas” de cuadros de futbol. Leí una vez “los hechos son sagrados y las opiniones son libres”, sobre esto podemos decir que la AUTONOMIA POLITICA DE JUJUY es legítima en su reclamo, producto de la sangre vertida durante la emancipación española, de los recursos y años de luchas, reconocido el sacrificio del Éxodo por Belgrano en la Bandera de la Libertad Civil dándosela al pueblo de Jujuy como su CUSTODIO.

Celebremos la autonomía de nuestra provincia, pues es la voz de un pueblo el que solicitó esto, un pueblo con mucho para demostrar que tal reclamo es justo, legítimo y merecido.

Colegio de Profesores de Historia de Jujuy: http://cprofesoreshistoria.blogspot.com/ 

Temas relacionados Jujuy