Opinión

Mujeres que maternan

maternar
maternar

Laura Astini por Laura Astini | 14-12-2022

Soy madre, pero antes que eso soy persona y soy mujer. El tema que hoy nos convoca a reflexión es el desafío que atravesamos muchas mujeres: reencontrarnos como mujeres cuando decidimos ser madres y, al mismo tiempo, maternar.

La función reproductiva, criadora y socializadora que la mujer ha llevado al cabo de los siglos por medio de su maternidad se estableció como seña identitaria femenina que, sin embargo, también se vio alienada en sus formas y en sus significados. 

El conocido mito de la “buena madre” supondría que todas las mujeres cuentan con una fuerza instintiva que las empuja al sacrificio y la abnegación completa en aras de sus hijos. 

La maternidad en sí misma es relación (de la mujer madre con su hijo) y marca un rol social (crianza, cuidados) que al día de hoy resulta todavía muy complicado integrar en otros roles, facetas e identidades de la persona, ya que el imaginario de la “buena madre” se presenta como universal y niega las realidades individuales, culpabilizando a las mujeres que transgreden sus discursos. 

No existen madres perfectas, solo madres reales
No existen madres perfectas, solo madres reales

En los tiempos que corren, en que las mujeres nos enfrentamos al desafío de conciliar familia y desarrollo profesional, es tal la relevancia de la maternidad en el entramado social que su nombre se ha hecho verbo. Hablamos así de maternar. ¿Qué es maternar? es cuidar, es entablar lazos afectivos profundos. Es aceptar que la vida de otro depende enteramente de la nuestra. Es procrear, cocrear y criar. Es empatizar con ese hijo o esa hija, potenciando capacidades de observación y escucha. Es conectar con sus necesidades reales para dar una respuesta efectiva y afectiva, y cimentar la base para el despliegue integral de su persona.

La reflexión surge en este esquema: maternar es diversificar tareas y asumir responsabilidades, también es reencontrarnos como mujeres, buscar espacios personales, placenteros, a solas, con amigas/os, con la pareja, sin que ello suponga la aparición de un sentimiento de culpa. 

Recordatorio para quien lo necesite: Mujer, madre: Lo estás haciendo bien, como podes, como te sale, llevando siempre el amor como bandera.  

Locos por el fútbol
Lee también

Locos por el fútbol

Temas relacionados Maternar